España: Ciudadanos acepta votar por Rajoy, impone condiciones

0
721

El líder del partido liberal Ciudadanos dijo el martes que está abierto a apoyar al conservador Mariano Rajoy para un nuevo periodo como jefe del Gobierno español si primero acuerdan un paquete de reformas políticas, en otro intento por terminar con un bloqueo que lleva ocho meses.

Tras dos elecciones no concluyentes celebradas en diciembre y junio, el Partido Popular (PP) de Rajoy no ha podido obtener la mayoría parlamentaria pese a haber ganado la mayor cantidad de votos pues hasta ahora no ha logrado el apoyo de los rivales para formar un nuevo Gobierno.

Incluso con el apoyo de Ciudadanos, a Rajoy le faltarían seis votos para obtener los 176 que necesita en la votación de investidura en el parlamento de 350 escaños y cumplir un nuevo mandato al frente del Gobierno español.

Pero el apoyo podría fortalecer la posición del PP en las negociaciones con otros partidos, entre ellos el Socialista Obrero Español (PSOE), segundo en ambas elecciones y que ha repetido que votará en contra de investir a Rajoy como jefe de Gobierno.

Condiciones Discutibles

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien hasta ahora sólo había dicho que su partido se abstendría en una votación de investidura, sugirió el martes que podría estar preparado para votar por Rajoy.

“Si el Partido Popular aceptara las condiciones y apostara por estas seis condiciones y por poner fecha y hora a esta investidura, todo está abierto”, dijo Rivera, que el miércoles se reunirá con Rajoy.

Pero algunas de las condiciones fijadas por Rivera serían difíciles de aceptar por los líderes del PP o el PSOE, como el cambio en la ley electoral, un reclamo histórico de los partidos minoritarios que se sienten perjudicados por el sistema de circunscripciones y la ley d’Hont.

Además de cambiar la ley electoral, para sentarse a negociar su voto favorable, Rivera exige a Rajoy que elimine los aforamientos, expulse a los imputados por corrupción política, no se indulte a condenados por corrupción y se limiten los mandatos presidenciales a dos legislaturas.

El movimiento de Rivera pone presión tanto a Rajoy, que deberá aceptar cambios que podrían perjudicar a su partido en las próximas elecciones, como al líder socialista Pedro Sánchez, quien se ha negado a abstenerse para facilitar la investidura de Rajoy a pesar de reclamos dentro del mismo PSOE.