En España desarrollan el primer combustible procedente de aguas residuales

0
706

Dos empresas españolas se han unido para desarrollar el proyecto Smart Green Gas, cuyo finalidad es obtener biocombustible renovable y de origen 100% español procedente de aguas residuales, para utilizarlo en vehículos de gas natural comprimido.

El proyecto implica un paso adelante en el desarrollo de una economía circular y en la construcción de ciudades resilientes y supone un fuerte impulso a la investigación y creación de combustibles alternativos en el sector del automóvil en España, a través de la producción de gas renovable y 100% autóctono, cuya principal ventaja es que el uso 100% de un vehículo de biometano permita una reducción del 80% en las emisiones de CO2 en comparación con uno de gasolina.

El desarrollo del proyecto Smart Green Gas sobre una planta depuradora de tamaño medio, podría producir potencialmente un millón de litros de biogás al día, suficiente para poder mover más de 300 vehículos. Esto permitiría a las poblaciones abastecer, por ejemplo, a la red de autobuses urbanos, camiones de basura, autos de policía o ambulancias, entre otros.

Smart Green Gas pretende flexibilizar y optimizar el sistema energético y lograr una mejora en la seguridad energética de la UE, dotando de mayor autonomía y sostenibilidad a las urbes que implanten este sistema en sus estaciones depuradoras de aguas residuales. Todo ello a través del desarrollo de nuevos sistemas de máxima eficiencia para la producción de biogás y su conversión en biometano, que se generan de los residuos en las depuradoras de aguas residuales de las ciudades.