El Gobierno toma el 58.5% de las pensiones y paga el mínimo interés posible

0
908

El 58.5% de los fondos de pensiones, o sea, las cotizaciones que mensualmente administran las AFP, está concentrado en el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP). Un fideicomiso creado por el gobierno para obligar a las AFP a comprar certificados estatales a intereses mínimos.

Más de la mitad del ahorro acumulado por cada uno de los trabajadores en las AFP sirve para pagar a jubilados que debería pagar el Gobierno de los fondos que tomó del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y del Instituto nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP).

De acuerdo a Fundaungo, a diciembre de 2014, el costo de oportunidad perdido por el FOP fue de entre $916.8 y $957.5 millones. Es decir, casi mil millones de dólares no entraron a la cuenta individual que cada cotizante tiene en las AFP por el uso del Estado de sus fondos.

Ese costo de oportunidad del FOP representó entre 3.6 % y 3.8 % del Producto Interno Bruto de El Salvador, al menos dos veces el crecimiento económico total de país.

Según el último estudio de Asafondos, el Gobierno a penas paga una tasa de interés de 1.4% a los cotizantes de las AFP por el uso de sus ahorros, mientras, al resto de bancos internacionales que le compran bonos o le prestan dinero, les paga 7%. El cotizaste de las AFP’s pierde un 5.6 % de utilidad por la mano del Gobierno que se apropia de un porcentaje de sus ahorros.

De acuerdo a Asafondos, los cotizantes de las AFP han perdido una ganancia de $1,325 millones, debido a la porción que el Gobierno utiliza de sus ahorros.

Asafondos considera que si persiste la baja rentabilidad, los futuros jubilados tendrían pensiones muy pequeñas o no alcanzarían a tener una. Actualmente, uno de cada seis adultos reciben pensión y solo el 40.7% de las personas que cotizan actualmente en las AFP reúnen los requisitos para tener una pensión por vejez.