EE.UU: arrestan e imputan por fraude y lavado de dinero al congresista republicano George Santos

Un fiscal federal acusó al congresista de New York de malversar fondos del estado de Nueva York para realizar compras personales. Aunque el político fue detenido, sigue manteniendo su puesto y no habría ninguna ley que lo obligue a dimitir

0
432

El congresista republicano por Nueva York, George Santos, fue arrestado e imputado bajo 13 cargos este miércoles 10 de mayo, según informó el Departamento de Estado de Estados Unidos. 

El político fue acusado por siete delitos de fraude, tres de lavado de dinero, dos de robo de fondos públicos y otros dos por falso testimonio, como se puede leer en el documento de su captura. 

Las autoridades lo señalan como sospechoso de defraudar a posibles simpatizantes políticos, debido a que habría lavado fondos de donaciones para pagar sus gastos personales, entre ellos ropa de diseñador de lujo. 

Santos habría usado donaciones políticas “para llenarse los bolsillos” y también sacar provecho de fondos de desempleo, que debieron ser utilizados para ayudar a aquellos que perdieron su trabajo durante la pandemia del Covid-19, señaló Breon Peace, fiscal federal del Distrito Este de Nueva York. 

El legislador también está acusado de presuntamente recibir «ilegalmente» beneficios por desempleo cuando en realidad se encontraba trabajando.

Por otra parte, Santos está imputado de hacer repetidamente declaraciones falsas sobre sus ingresos, bienes y pasivos en los formularios que presentó ante la Cámara Baja.

«En conjunto, las acusaciones apuntan a que Santos dependió de la deshonestidad y el engaño reiteradamente para ascender a los pasillos del Congreso y enriquecerse», agregó Peace.

En caso de ser hallado culpable, el político conservador se enfrentaría a «una pena máxima de veinte años de cárcel por los cargos más graves», especificó el Departamento de Justicia.

George Santos, el congresista que “embelleció” su currículum para ser elegido

El nombre de Santos saltó al ojo público luego de que el diario ‘The New York Times’ revelara a finales de 2022-pocos días después de la elección del republicano como congresista-una serie de entramados con los que el político «embelleció» su currículum mediante datos alterados sobre sus estudios, lazos familiares y religión, entre otras informaciones falsas. 

El mismo congresista de 34 años admitió que alteró su hoja de vida con algunos detalles que no correspondían a la verdad, para así lograr ascender a los pasillos del Congreso y «enriquecerse». 

Peace señaló que con este caso busca «erradicar agresivamente la corrupción y el autoengaño de las instituciones públicas, así como hacer que los funcionarios públicos rindan cuentas ante las circunscripciones que los eligieron».

The arrest warrant for Rep. George Santos (R-NY)

===> pic.twitter.com/SWP4GetJe8— Scott MacFarlane (@MacFarlaneNews) May 10, 2023

Luego de que el nombre de Santos se volviera mediático, otros medios de comunicación empezaron a revelar otros movimientos de dinero del congresista y aunque el partido Republicano tomó distancia, le ha permitido mantener su escaño en Washington. 

Pero estos no son los únicos casos que salpican a Santos. En Brasil está acusado por suplantación de identidad y fraude con cheques falsos, con los cuales habría robado en una tienda de Río de Janeiro en 2008.

En 2010, el político confesó su culpabilidad en los hechos, pero el caso se detuvo luego de que se mudara a Estados Unidos y no pudiera ser alcanzado por las autoridades del país sudamericano.

¿Por qué Santos no ha sido apartado de su cargo?

Hasta el momento el congresista de ascendencia brasileña no ha sido declarado culpable y será el fiscal Peace el encargado de presentar las pruebas ante un tribunal.

Los republicanos tienen una ajustada mayoría en la Cámara de Representantes: 222 escaños frente a los 213 de los demócratas, por lo que perder un puesto podría explicar la tolerancia que ha mantenido la bancada política con su legislador.

Entretanto, el Comité de Ética de la Cámara Baja decidió abrir una investigación en contra del congresista para determinar si no completó correctamente los formularios de divulgación financiera y si participó en otras actividades ilegales durante su campaña.

Archivo. Ambiente mientras los miembros de MoveOn renuncian al copatrocinio del representante George Santos del proyecto de ley AR-15 «arma nacional de los Estados Unidos» el 12 de abril de 2023 en Queens, Nueva York. Getty Images via AFP – CRAIG BARRITT

Sin embargo, el diario ‘The New York Times’ destaca que en Estados Unidos no existe ninguna ley que ordene que un miembro del Congreso no pueda continuar con sus labores mientras esté siendo investigado o acusado por algún delito. 

En el país existen algunos casos en los que los legisladores mantuvieron sus escaños mientras tenían algún proceso abierto y no renunciaron sino hasta después de declararse culpables.