Editorial: “Contraten a ese médico para el ISSS” !Bien hecho presidente Bukele!

1
1408

El presidente Nayib Bukele recomendó este miércoles que las autoridades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, ISSS, contraten a un médico que circunstancialmente se percató de una equivocación médica mediante la cual se diagnosticó un “cáncer” cuando solo se trataba de una neoplasia cuya medición se encuentra en el grado 3 y que según la sociedad Americana de Cáncer (American Cancer Society o ACS, por sus siglas en el inglés),responde a una anomalía que no muestra estados firmes de células malignas.

Bukele respondió de esa manera en reconocimiento al médico que que presenció este hecho, mientras él mismo pasaba consulta y que realizó la denuncia en Twitter, sobre un diagnóstico erróneo de cáncer de mama a una joven de 25 años. El valor de este médico identificado hasta ahora como “Romero” seguramente será cuestionado por malos profesionales que cuando se equivocan en un diagnóstico persisten en este, sometiendo al paciente a tratamientos y a veces a intervenciones médico quirúrgicas innecesarias que, en el mejor de los casos producen su muerte cuando no los dejan condenados a vivir, si es que se le puede llamar de esa manera, en estado calamitoso por mala praxis y casos de negligencia.

En esta ocasión la cosa no pasó de un diagnóstico equivocado que, salvo los daños sicológicos y los traumas consiguientes que pudieron ser causados en la paciente, dará a la misma la oportunidad de una segunda o tercera, o cuantas opiniones médicas sean necesarias, para atajar el mal, no así para otras que fueron condenadas, por negligencia y mala praxis llevadas a cabo en el ISSS.

Uno de esos casos, señor presidente Bukele, y que es digno de ser conocido por usted, es el siguiente: Una paciente fue admitida el diecisiete de enero de 2017, en el ISSS para ser tratada de una obstrucción abdominal que requería, según los primeros diagnósticos, de un procedimiento trans quirúrgico de laparotomía exploratoria con recomendación ambulatoria según los médicos que conocieron del caso.

Después de dos semanas de incidentes cardio cerebrales que afectaron el sistema neurológico de la paciente, la jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos del ISSS conminó a los familiares de la paciente a que se la llevaran a su casa para hacer trámites funerarios sentenciando que “la paciente no pasa la noche”. Sin embargo, pese a la afirmación de la jefa de la Unidad de cuidados intensivos, sobrevivió a esa noche y a otras más, hasta que fue trasladada al servicio médico de mujeres donde permaneció hasta el 27 de marzo del año señalado, fecha en la que se comunicó a los familiares que el “alta” obligaba al traslado de la paciente, del ISSS a cualquier otro lugar.

El 27 de marzo de 2017, la paciente en mención fue trasladada a una clínica privada, con diagnóstico de Hipoxia Cerebral, una forma de coma por falta de oxigenación cerebral ( estado vegetativo intermitente e irreversible); inconsciente, con respuesta únicamente a estímulos dolorosos.

Además, según constancia médica de la clínica donde aún permanece la paciente, esta presentaba una ulcera por presión, que solo ocurre por negligencia de quienes atienden a pacientes en el estado anteriormente descrito. La ulcera, a nivel sacro, presentaba un diámetro de 4 cm, una profundidad de 3 cm, tejido fibrinoso en el piso de la ulcera, secreción purulenta drenando, se podía palpar hueso sacro y con tejido necrótico en los bordes.

La paciente permaneció durante varias semanas, inmóvil. en un lugar donde la cama estaba pegada a una pared de donde fluía un líquido viscoso, presumiblemente derivado de una tubería de aguas negras, lugar del cual fue removida por la intervención de los familiares.

A la fecha, 2 años, 4 meses, la paciente presenta la ulcera en proceso de recuperación después de un exhaustivo tratamiento médico y el mismo cuadro de Hipoxia Cerebral ocurrido mientras era tratada en el ISSS por una obstrucción abdominal (intestinal) llamada a ser tratada de manera ambulatoria.

Señor presidente Nayib Bukele: ! Cuánto dolor y pena se hubiera evitado si un médico, con las agallas de quien se suscribe como “Romero” y a quien usted ha ordenado que sea contratado en el ISSS, hubiese tenido acceso a los diagnósticos de la paciente cuyo relato le comunicamos a fin de que se investigue el grado de irresponsabilidad conque a veces se ha actuado en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social. Hay muchos médicos como “Romero” que merecen ser llamados a servir como usted lo ha hecho con el médico que evitó, con mucho, las angustias, las penas y la desesperación que puede provocar un diagnóstico equivocado e irresponsable.

carlos@buymehome.com
URL: 
Comentario: 
100% de acuerdo .
Los que llegan al hospital del suguro social no salen con vida.
Ademas de un trato inhumano y con una gran falta de cosideracion para los enfermos.


Comments are closed.