“Dimes y diretes” entre Mauricio Funes y líderes areneros

3
869

Las investigaciones que ha profundizado la Fiscalía General de la República (FGR) en contra del ex presidente de la República, Mauricio Funes Cartagena, por corrupción, peculado, negociaciones ilícitas, malversación, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias, todos en perjuicio de la administración pública, han desatado una serie de “dimes y diretes” entre líderes de la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el imputado por los delitos antes mencionados.

El actual presidente del partido tricolor, Jorge Velado, dijo en declaraciones a la prensa que “No le deseo el mal a Mauricio Funes, pero con el perdón de Dios, lo quiero ver en la misma celda donde tuvieron a Francisco Flores”.

A lo que Funes respondió en su cuenta de Twitter, “Le aclaro a @JorgeEVelado que en juicio de exPdte Flores la FGR sí encontró evidencia bancaria de desvío millonario. En mi caso no hay nada”.

Pocas horas después, en la misma cuenta de las redes sociales el ex mandatario advirtió al presidente arenero “Lo más probable es que quién vaya a parar a la misma celda de Flores es @JorgeEVelado por ayudar a un grupo empresarial a evadir impuestos”, sin aclarar el fundamento de semejante acusación.

El también líder arenero, Norman Quijano, al ser entrevistado en el programa matutino del viernes de la radio 102nueve dijo: “No se explica por qué el expresidente Mauricio Funes tiene una vida ostentosa, dispendiosa, más allá de las capacidades económicas que puede adquirir un exgobernante de una nación”.

“De alguna forma (Funes) tiene que explicarlo. Yo creo que la ciudadanía está pendiente de esto. Lo que yo puedo presumir es que será el nuevo inquilino de la DAN. Nada más eso”.

Funes Cartagena es investigado por la Fiscalía por al menos seis delitos acumulados en perjuicio de la administración pública, por lo que el jueves fueron allanadas siete propiedades de su amigo y empresario Miguel Menéndez “Mecafe”, incluyendo la residencia donde vive Funes, la de su ex esposa y secretaria de Inclusión Social del actual Gobierno, Vanda Pignato, la casa donde vive la actual compañera sentimental de Funes, Ada Mitchel Guzmán Sigüenza, alias “La Michy” y otras, por sospechas de corrupción y tráfico de influencias al haber recibido contratos durante la gestión de Funes por decenas de millones de dólares.

Como sucede cada vez que el brazo de la justicia se acerca a Funes, este se ha marchado del país con la excusa de estar realizando una “consultoría” no especificada, sin embargo, ya fuera de El Salvador asegura que no está huyendo y que no cuenta con ninguna restricción migratoria en su contra.

Comments are closed.