Biden califica decisión de la Corte Suprema “trágico error”

0
203

Agencias.- El presidente Joe Biden calificó el viernes la decisión de la Corte Suprema que anuló ROE V, Wade como un “trágico error” e imploró a los votantes que asistieran en noviembre para elegir a los miembros del Congreso dispuestos a convertir en ley las protecciones contra el aborto.

Hablando desde la Casa Blanca, Biden dijo: “En mi opinión, este es un día triste para el país, pero no significa que la lucha haya terminado”.

Biden dijo que la decisión pone en riesgo la salud reproductiva y destacó la opinión concurrente del juez Clarence Thomas, en la que abrió la puerta a que la corte revise las decisiones sobre anticoncepción y matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los comentarios de Biden se produjeron horas después de que el tribunal anulara el derecho fundamental al aborto establecido hace casi 50 años, una modificación sorprendente que deja a los estados libres para reducir drásticamente el acceso al aborto o incluso prohibirlo.

“Roe estaba terriblemente equivocado desde el principio. Su razonamiento fue excepcionalmente débil y la decisión ha tenido consecuencias perjudiciales. Y lejos de lograr un acuerdo nacional sobre el tema del aborto, Roe y Casey han inflamado el debate y profundizado la división”, escribió el juez Samuel A. Alito Jr.

La votación fue de 6 a 3 para defender una ley restrictiva de Mississippi. Sin embargo, el presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts Jr., criticó a sus colegas conservadores por dar el paso adicional de anular Roe y Planned Parenthood v. Casey, que había reafirmado el derecho al aborto.

La decisión en Dobbs v. Jackson Women’s Health fue la más esperada del mandato de la corte, y la tensión política en torno a la lucha por el derecho al aborto estalló en mayo con la filtración de un borrador de opinión que indicaba que la mayoría de los jueces tenía la intención de poner fin al precedente de larga data.

Los jueces estaban considerando una ley de Mississippi que prohibiría casi todos los abortos después de las 15 semanas de embarazo. La ley no había entrado en vigor porque los tribunales inferiores dijeron que estaba en desacuerdo con el derecho nacional al aborto establecido en Roe v. Wade en 1973 y afirmado por fallos posteriores de la Corte Suprema.

En su disidencia conjunta, los tres jueces liberales de la corte tomaron nota de los estados que actuarán rápidamente para restringir el acceso al aborto y enfatizaron el impacto radical de la decisión de la corte sobre los derechos de las mujeres a interrumpir sus embarazos.

El líder de la minoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, quien ayudó a guiar a varios jueces conservadores a la corte, celebró la sentencia de la Corte Suprema como “valiente y correcta” y dijo que el pueblo estadounidense ha recuperado “su voz” sobre el tema. La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi advirtió que sus colegas republicanos en el Congreso ahora están “tramando una prohibición nacional del aborto” y que se podrían promulgar medidas más extremas en los estados.

Barack y Michelle Obama condenaron la decisión de la Corte Suprema después de anular Roe vs. Wade, poniendo fin a las protecciones federales para el derecho al aborto. La decisión deja el tema del derecho al aborto a los estados del país, en donde la mayoría lo prohibiría.

Hoy, la Corte Suprema no solo revocó casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses“. escribió Obama en un Twitter.