El Salvador será sede de XXIX Asamblea General de Entidades Fiscalizadoras

0
1716

El Salvador será la sede de la XXIX Asamblea General Ordinaria de la Organización Latinoamericana y del Caribe de Entidades Fiscalizadoras Superiores., Olacefs, El evento se llevará a cabo en San Salvador, entre los días del 15 al 18 de octubre próximo El evento se realizará a un costo de aproximadamente $200.000 dólares.

La Asamblea General Ordinaria es el órgano fundamental de la Olacefs y tiene como objetivo primordial ver por nuevos mecanismos de control que hagan más transparente la función estatal de los recursos públicos.

Actualmente la Presidente de la Corte de Cuentas de la República de El Salvador, Licda. Carmen Elena Rivas Landaverde, desempeña la presidencia de la Comisión de Evaluación el Desempeño e Indicadores de Rendimiento (CEDEIR), período 2019-2021.

Al evento en San Salvador asistirán delegaciones de 22 países miembros, representantes de organismos internacionales e invitados especiales. El costo de alojamiento en los días que dure la asamblea será por cuenta de cada delegación que asista. Así mismo, la Corte proporcionará servicios de transporte desde el aeropuerto internacional hasta el hotel a las delegaciones participantes, a las cuales les entregará un “kit de bienvenida”.

Entre los eventos realizados por la actual CCR de El Salvador, figura la confección y perfeccionamiento de una Guía para el Traspaso de Administración en Entidades del Gobierno Central y Autónomas. La que fue entregada por la Presidenta de la CCR al entonces presiente Sánchez Cerén previo al traspaso de mando al presidente electo de la república Nayib Bukele.

“Es competencia de la Corte el control externo posterior de la gestión pública. La Corte podrá actuar preventivamente, a solicitud del organismo fiscalizado, del superior jerárquico de éste o de oficio cuando lo considere necesario”.

Entre sus competencias, la CCR tiene la de delegar a sus equipos de auditores quienes con independencia, objetividad, profesionalismo para cumplir con su objetivo de transparentar de la gestión pública

La Corte aún no ha adjudicado la organización del evento, pero la empresa que sea contratada se encargará de emplear a un organizador de dicha asamblea, quien deberá velar por el “éxito” del cónclave.