XXII Encuentro del Foro de Sao Paulo en El Salvador es afrenta para víctimas de la Zona Rosa

1
1094

Para los que creen que los objetivos marxistas leninistas, terroristas y anti norteamericanos que fueron fijados por la extrema izquierda para alcanzar el Poder en el país, son cosas del pasado, el XXII Encuentro del Foro de Sao Paulo, los días del 23 al 26 de junio, en El Salvador será una excelente oportunidad de ver cuán equivocados están.

Serán cuatro días en que algunas de las calles de nuestra querida capital se vestirán de rojo; en donde se escucharán voces de condena contra los Estados Unidos, así como contra capitalismo y la empresa privada.

Cuatro días en que los representantes de Brasil, Venezuela, Bolivia y Cuba tendrán acceso directo desde el CIFCO a las oficinas privadas de Salvador Sánchez Cerén en casa presidencial. Ahí se discutirán, sin lugar a dudas, las estrategias de la izquierda salvadoreña para doblegar a los medios de comunicación que rechazan las políticas populistas como vía hacia el control total del Estado.

La reunión se llevará a cabo en las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones CIFCO, oportunidad en la cual escucharemos al Comandante General de la Fuerza Armada de El Salvador y ex Comandante de las Fuerzas Populares de Liberación, las FPL si es que se decide asistir o en todo caso a sus representantes, rendir homenaje a la más recalcitrante izquierda de América Latina encabezada por Nicolás Maduro, así como a su invitado especial Luiz Ignacio Lula Da Silva.

Según la agenda publicada en la página web de Foro de Sao Paulo, durante esos cuatro  días se llevarán a cabo una serie de diálogos y talleres, el 23 se presentará el libro de los 35 años del FMLN y el 24 realizarán un pequeño congreso en el que discutirán los problemas de la lucha ideológica y los medios de comunicación así como las dificultades que enfrenta la izquierda en la articulación del poder popular.

Para el último día se espera una declaración en la que indudablemente se hablará de solidaridad para con  la presidenta Rouseff y para con Nicolás maduro y de condena al secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro. En otro documento que no será público, se analizarán los lineamientos estratégicos y el plan de acción con que esperan contrarrestar el desplazamiento de la izquierda en América Latina.

El diputado y coordinador general del FMLN, Medardo González, durante el evento llevado a cabo el año pasado en México, condenó en un  discurso anti norteamericano ” las acciones desestabilizadoras del Imperio (Los Estados Unidos) y el boicot económico que la derecha salvadoreña mantienen contra el segundo gobierno del FMLN y particularmente contra las medidas de seguridad que se están impulsando en El Salvador”, lo que, indudablemente, repetirá con creces ahora que es anfitrión del evento.

Los partidos comunistas y la « izquierda » que los representa le están dando una oportunidad a El Salvador. Los ojos y los oídos de la población estarán atentos a lo que ocurra durante el “XXII Encuentro del Foro de Sao Paulo”; especialmente de cómo la izquierda salvadoreña puede explicar el elevado grado de corrupción que se ha apoderado del país durante los últimos siete años y de cómo pactó con las pandillas criminales para asegurarse un triunfo electoral pero sobre todo sobre todo, de cómo hacer para mantenerse en el poder después del 2018.

Eventos como el Foro de Sao Paulo se programan con mucho tiempo de anticipación. Por lo general se busca que la izquierda del país anfitrión muestre a sus aliados los éxitos alcanzados en sus respectivas sedes.

Aquí, en El Salvador, poco hay para mostrar a la izquierda latinoamericana, a no ser la habilidad para negociar con los pandilleros, aunque ahora los quieran meter a la cárcel; su habilidad para continuar con la destrucción del aparato productivo del país que iniciaron en los años 70s, su habilidad en el esfuerzo por retomar la anarquía que evitaron  los acuerdos de paz, su habilidad para mantener, a pesar de los batallones especiales de seguridad, la inseguridad que desespera a la población y finalmente, su habilidad para continuar endeudando al país, exactamente como lo hicieron en Venezuela, primero Hugo Chávez Frías y ahora Nicolás Maduro.

Creemos que celebrar el XXII “Encuentro del Foro de Sao Paulo” en nuestro país, es una afrenta para la empresa privada, generadora de empleos y de posibilidades económicas y para la ciudadanía honrada que a diario se esfuerzan por hacer de El Salvador un país libre y democrático, más aún cuando estos días se conmemora el asesinato de varios de sus asociados en la fatídica “Masacre de la Zona Rosa”.

También es una afrenta para el gobierno y pueblo de los Estados Unidos ya que la”Masacre de la Zona Rosa” no fue sino un operativo de aniquilamiento contra ciudadanos norteamericanos en el que un comando especial del izquierdista PRTC, una de las fracciones que integraba el “Frente Farabundo Martí Para la Liberación Nacional”, FMLN y a cuyo mando se encontraban los comandantes Roberto Roca, Venancio Salvatierra, Rogelio Martínez y Nidia Díaz, ejecutó sin piedad a seis de sus ciudadanos, cuatro “Marines” y dos empresarios independientes, que departían en un restaurante  el 19 de junio de 1985. En el mismo fallecieron un ciudadano chileno, un guatemalteco y cinco salvadoreños. Actualmente Nidia Díaz es Secretaria General del XXII Foro de Sao Paulo.

Son razones nos hacen pensar que la celebración de ese Foro en El Salvador constituye una afrenta para la democracia y para las víctimas de la llamada “Masacre de la Zona Rosa”.

Comments are closed.