Vanda Pignato consiguió $1.5 millones de dinero “negro” para campaña de Funes

0
1477

Uno de los periódicos más grandes del Brasil, la “Folha de Sao Paulo” informó en su última edición que la compañía Odebrecht afirmó ante la Justicia que una parte del dinero ilícito destinado al Partido de los Trabajadores (PT) se dedicó a la campaña presidencial del exmandatario de El Salvador Mauricio Funes, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Según fuentes cercanas a la investigación a las que tuvo acceso el rotativo brasileño, la empresa aseguró que la exprimera dama de El Salvador Vanda Pignato, brasileña, militante del PT desde los años ochenta y guerrillera en El Salvador durante la guerra civil que dejó casi 80 mil muertes, medió para conseguir 3,5 millones de reales (unos 1,5 millones de dólares) de dinero negro.

El dinero fue otorgado por Odebrecht al publicista Joao Santana, quien dirigió la campaña que llevó a poder a Funes en 2009 por la ex guerrilla del FMLN.

De acuerdo a “Folha de Sao Paulo”, esa cantidad fue descontada de la caja B que el exgobernante Partido de los Trabajadores tenía con la constructora, ambos implicados en el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal brasileña Petrobras.

El descuento de dinero de la caja B, de acuerdo con las mismas fuentes, fue autorizado por el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien apoyó la campaña de Funes.

Estas revelaciones se enmarcan en el acuerdo que Odebrecht firmó con la Justicia para ofrecer detalles sobre el caso de corrupción a cambio de una reducción de pena de medio centenar de ejecutivos de la compañía, entre ellos Marcelo Odebrecht.

La delación ha sido calificada por los medios de comunicación brasileños como la “confesión del fin del mundo”, ya que se sospecha que el testimonio de altos ejecutivos de la compañía y del propio Odebrecht podría alcanzar al primer escalafón de la política brasileña.

Además, la constructora ha firmado un acuerdo de lenidad con las autoridades locales, por el cual se compromete a pagar cerca 6.800 millones de reales (2.000 millones de dólares) de multa por su participación en la trama.

Odebrecht, un gigante con 168.000 empleados, ha asegurado que no hará comentarios acerca del proceso de delación beneficiada.

Por su parte, la secretaria de Inclusión Social de la Presidencia y exprimera dama, Vanda Pignato, reaccionó ante los señalamientos del diario “Fohla de Sao Paulo”.

Asegurando en un comunicado oficial que durante la campaña electoral de Funes no fue intermediaria de fondos.

“Reitero públicamente que nunca he realizado algún acuerdo personal con funcionarios del gobierno de Brasil ni con empresarios de ese país para gestionar fondos para ninguna campaña electoral”, dice la funcionaria efemelenista en el comunicado emitido.

“Lo manifestado en la nota periodística es absolutamente falso y no merece crédito alguno”, aduce Pignato, pero no explica los motivos que podría la corporación Odebrecht para querer desprestigiarla.