Unión Europea acuerda acelerar los pagos de cooperación con El Salvador

0
923

Tal y como lo había ofrecido con anterioridad, el embajador de La Unión Europea (UE), en El Salvador, Bassols, esa representación política y económica acordó acelerar el desembolso de fondos que están pendientes para este año debido a los efectos que enfrenta el país en su combate con la pandemia del coronavirus.

El funcionario europeo detalló que son parte de las prioridades de la UE con el fin de apoyar al país y a que el gobierno tenga más recursos económicos para enfrentar la crisis sanitaria por el covid-19.

La siguiente es una entrevista concedida por el embajador de la UE a la Prensa Gráfica el lunes recién pasado y que transcribimos íntegra dada la importancia que la misma reviste para el futuro económico cercano del país.

En esta entrevista, el embajador también opinó sobre el respeto a los derechos humanos durante el estado de excepción, valoró las medidas adoptadas por el presidente Nayib Bukele, e hizo un llamado al gobierno a trabajar en colaboración con todos los poderes del Estado.

Este año termina la asignación de fondos para el período 2014-2020 que hizo la Unión Europea a El Salvador. Ante la emergencia mundial y la crisis económica que se vaticina, ¿continuará la ayuda europea para nuestro país?

Por supuesto que sí. Nosotros estamos trabajando con nuestra sede en Bruselas para redefinir las prioridades de cooperación con El Salvador porque, obviamente, nada será lo mismo después de la crisis que se está produciendo a nivel mundial con la epidemia. Y, por consiguiente, habrá que hablar con el gobierno de El Salvador, habrá que hablar con las autoridades en Bruselas, para redefinir las prioridades y sobre todo desde nuestro punto de vista algo muy importante va a ser intentar en la medida de lo posible acelerar los pagos que tenemos de cooperación con El Salvador para de esa forma ayudar más y mejor al país.

¿Sería adelantar el desembolso que está programado para año?

El 90 % de nuestra cooperación es apoyo presupuestario, entonces estamos viendo cómo podemos acelerar los pagos de nuestros programas de apoyos presupuestarios. Nosotros tenemos dos grandes programas: uno que es un programa de ayuda al plan social, a las políticas sociales del país, y otro programa que es de apoyo a las políticas de seguridad. Si podemos acelerar los pagos en estos dos programas sería excelente y este es nuestro objetivo y de esta forma ayudaríamos también al gobierno a tener más liquidez. Por ejemplo, a tener más liquidez para realizar los pagos de $300 que se están dado a las familias que sin recursos están abordando esta crisis. Una prioridad es acelerar. Y la otra prioridad es redefinir o reformular un programa que tenemos todavía pendiente que es el programa de apoyo al sector económico. Ahí teníamos previsto 33 millones de euros ($35.7 millones). Vamos a ver en qué podemos redefinir este programa para poder ayudar al gobierno a hacer frente a las emergencias que está teniendo actualmente por el covid-19.

¿En que se podría cambiar?

Tenemos que entrar en un diálogo con las autoridades salvadoreñas para saber si ellos quieren continuar con el programa tal y como lo teníamos previsto, que todavía no estaba finalizado, o si por el contrario quieren realizar otro tipo de actividades, quieren que apoyemos otro tipo de políticas o de programas, a lo mejor en el campo de la salud o en otro campo.

¿Aún no han hablado con el gobierno?

Estamos hablando con el gobierno de muchas cosas, pero en estos momentos la prioridad por parte del gobierno es hacer frente a la emergencia sanitaria y desde luego lo estamos apoyando completamente; pero todavía no hemos entrada en una discusión en profundidad sobre el impacto económico y como puede hacerse frente al impacto económico de esta crisis.

¿Cuánto queda de desembolsar para este año?

Creo que estaríamos hablando entre 15 y 30 millones de euros… Y la cifra que está pendiente de definir es de 33 millones de euros.

¿Habrá nuevo enfoque de la cooperación para los próximos años debido al impacto que pueda tener la pandemia?

Todos sabemos que hay una crisis sanitaria y todos sabemos que vamos a empezar y que ya estamos entrando en las consecuencias de la crisis sanitaria, que va a ser muy probablemente una crisis social y económica, no solamente en El Salvador sino en el conjunto del mundo y también muy especialmente en América Latina. Hay mucha vulnerabilidad social en América Latina, hay mucho empleo informal que va a sufrir mucho en esta crisis, hay una crisis sanitaria que es la consecuencia de unos déficits que tiene la región. Para ponerle un ejemplo, únicamente el 47 % de la población está cubierta por sistemas públicos de salud. El gasto en salud en América Latina es de alrededor del 2,2 % del Producto Interior Bruto cuando la media está alrededor del 6 % del Producto Interior Bruto. Por consiguiente, ahí hay unos déficits importantes, y entonces tenemos que ver si la cooperación futura la reorientamos hacia esos sectores o si la vamos a reorientar hacia sectores de recuperación económica que también van a ser fundamentales. Esa es una discusión muy importante, pero es una discusión que hay que tomar en profundidad y con mucha reflexión.

A nivel mundial, ¿cuáles considera que deben de ser las prioridades de la cooperación ante la pandemia?

Tenemos que entre todos reflexionar como esa cooperación hay que llevarla a cabo. Lo que es seguro es que nada va a ser lo mismo después de esta crisis. Yo creo que va a ser fundamental de que los países tanto en Europa como en América Latina se den cuenta de que para abordar retos como los de la pandemia, que es un reto global, es absolutamente necesario reforzar la cooperación multilateral y la cooperación internacional. Yo creo que los que ven esa crisis desde una perspectiva estrictamente nacional se están equivocando, y que solamente la cooperación internacional puede hacer frente a crisis de estas características. Es clave que haya una auténtica cooperación, es clave superar el paradigma entre países que ayudan y países que son ayudados para entrar en una colaboración entre todos los países para ver cómo se resuelven problemas que son comunes.

¿Cómo observa el respeto a los derechos humanos en nuestro país? Hay quejas de pacientes en la atención en hospitales y abuso de autoridad.

Lo primero que hay que decir es que esta emergencia no es un paréntesis en el ejercicio de los derechos humanos y en la validez de la Constitución, el Estado de Derecho sigue funcionando y debe seguir funcionando; y por consiguiente, el hecho de que haya una emergencia sanitaria y el hecho de pueda haber algunas limitaciones en el ejercicio de las libertades individuales no significa que esas limitaciones estén fuera de la ley, esas limitaciones deben de estar siempre dentro de la ley y dentro de la Constitución. Y es por esto por lo que nosotros estamos completamente convencidos de que esto va a seguir siendo así. Nos alegra que Sala de lo Constitucional haya dado respuesta a algunas demandas de hábeas corpus. Eso significa que el Estado de Derecho sigue funcionando.

Es decir, pese a la emergencia se tiene que mantener el respeto a los derechos humanos.

Por supuesto. Y además, estamos en un estado de emergencia sanitaria y un estado de emergencia sanitaria no puede ser nunca un estado de suspensión de derechos fundamentales y mucho menos, y yo creo que ni es la intención del gobierno ni es la intención de nadie que esto sea. Pero, obviamente, aquellos ciudadanos que consideren que han sido objeto de abusos tienen todo el derecho de reclamar ante la justicia.

¿Cuál es su valoración a las acciones del Gobierno ante esta emergencia?

Yo creo que todas estas medidas han sido medidas que se han ido tomando en todos los países, algunas veces con demasiado retraso, y yo creo que el tiempo le está dando la razón al señor presidente. Obviamente, pueda haber algunos problemas en la implementación de esas medidas como los hay en todo, pero yo creo que no podemos hacer otra cosa más que apoyar las medidas de prevención que ha implementado.

¿Le parece acertado que se haya decretado un estado de excepción?

Corresponde a la Asamblea Legislativa y al Ejecutivo, al Gobierno, determinar cuáles son las medidas necesarias que, previstas en Constitución, permiten hacer frente a la crisis sanitaria. Nosotros no debemos opinar al respecto. Pero como le he dicho antes, yo creo que también están los tribunales para determinar si excesos en la aplicación de esas medidas.

¿Cuál sería su llamado al gobierno en la atención de la emergencia?

Un llamado importante es, primero, decirles que tienen el apoyo de la comunidad internacional y, segundo, decirle al gobierno que no está solo: que tiene apoyo de la mayoría de la sociedad civil salvadoreña y que, por consiguiente, tiene que trabajar en colaboración con todos los poderes del Estado y con la sociedad civil para tomar las medidas apropiadas, para acordarlas con los principales agentes sociales y para implementarlas con la colaboración de todos. Yo creo que eso es muy importante, que todo el país esté unido en estos momentos de crisis es importante, bajo el liderazgo por supuesto del gobierno, pero yo creo que es importante hacer un esfuerzo de diálogo también.