Sugieren declarar “indeseable” a encargada de negocios de la embajada de los EEUU

0
675

Varias agencias.- El ministro de Trabajo de El Salvador, Rolando Castro, dijo este lunes que él cree “saludable” la posibilidad de que la encargada de negocios y cabeza de la misión diplomática de Estados Unidos en San Salvador, Jean Manes, abandone el país.

“”Yo soy ministro de Trabajo, si fuera canciller a lo mejor ya hubiera hecho la declaración que corresponde”, dijo Castro, citado por la agencia de noticias de Alemania.

“Yo creo que lo saludable debería de ser que la señora Manes debería de retirarse del país y debería de hacerlo de forma decorosa ella”, dijo Castro en una rueda de prensa. La Agencia noticiosa EFE publicó de inmediato su versión sobre las declaraciones de Castro tenido como uno de los funcionarios influyentes en el gobierno del presidente Nayib Bukele.

Las declaraciones del ministro Castro se dieron luego que la bancada del Partido Nuevas Ideas de la Asamblea Legislativa hiciera pública una denuncia según la cual un supuesto enlace de los grupos de salvadoreños que forman la Diáspora en los Estados Unidos con la embajada norteamericana en el país, estaría motivando a diputados del partido NI para que dejen de apoyar a presidente Bujele.

La embajada estadounidense negó de manera “categórica” e inmediata cualquier vinculación con los hechos denunciados y dejó constancia de que

El Departamento de Estado de EE.UU. publicó a inicios de julio pasado una lista de 55 funcionarios y exfuncionarios centroamericanos a los que señala por corrupción, entre ellos Castro.

De acuerdo con la llamada “Lista Engel”, Castro “obstruyó las investigaciones sobre corrupción y socavó los procesos o las instituciones democráticas con el fin de perjudicar a sus oponentes políticos”.

“Yo soy ministro de Trabajo, si fuera canciller a lo mejor ya hubiera hecho la declaración que corresponde”, añadió Castro, quien en su momento tildó su inclusión en la lista de supuestos “agentes antidemocráticos y corruptos” de ser una “suciedad”.

“Creemos que (Manes) ya le ocasionó demasiado daño al país” y, sin aportar ninguna prueba, la acusó de que cuando fue embajadora en El Salvador, entre 2016 y 2019, se “tomó algunas instituciones de este país”, agregó.

Asimismo, añadió que el entonces fiscal general, Douglas Meléndez, “prácticamente era empleado” de la embajadora.

Además del ministro Castro, en la referida lista están Conan Castro, actual secretario jurídico del presidente; Carolina Recinos, jefa del gabinete de Gobierno, y el jefe de las prisiones, Osiris Luna Meza.

El Gobierno de Nayib Bukele mantiene una relación tensa con la embajada de Estados Unidos y se ha enfrentado en Twitter con funcionarios de la administración de Joe Biden.

Un primo cercano del presidente Bukele, dijo el pasado sábado anunció en su cuenta de Twitter la separación de dos diputados de su grupo legislativo en el Congreso supuestamente por participar en una reunión para “conspirar”.

En la grabación a la que hace alusión la fracción de Nuevas Ideas en la Asamblea Legislativa, se asegura que un dirigente de salvadoreños en el exterior y ex miembro de NI les ofrece ir a la sede diplomática “a negociar las prebendas que serían otorgadas por el Gobierno de los Estados Unidos, a cambio de conseguir que entre 15 y 25 diputados abandonen la fracción”.

La representación diplomática de los Estados Unidos aseguró que “las personas que hablan en el audio no son representantes de la Embajada de Estados Unidos” y que esta “no apoya a un partido político sobre otro”.