Sindicalistas se manifestaron contra la Asamblea Legislativa y la Sala de lo Constitucional

0
1115

Los manifestantes solicitaron mantener la cuarentena y se emita una ley que “priorice la salud sobre la economía”, ambas condiciones que demanda el oficialismo desde la Casa Presidencial.

Sindicatos oficialistas rompieron la cuarentena ordenada por el Ejecutivo y se manifestaron desde tempranas horas del jueves a favor del Gobierno y contra la Asamblea Legislativa y la Sala de lo Constitucional por los decretos emitidos por la Casa presidencial y que fueron declarados inconstitucionales.

Los sindicalistas exigieron, a tono con el Gobierno, una ley que «priorice la salud a la economía», de forma que se de una reapertura hasta que baje la curva de contagios del COVID-19.

Todos los manifestantes eran empleados estatales, que gozan de salario completo, trabajen o no durante la emergencia.

La manifestación cercó los alrededores del Centro de Gobierno, en la Alameda Juan Pablo II, Boulevard Tutunichapa y Diagonal Universitaria, impidiendo el paso de vehículos e imposibilitando que empleados esenciales del Congreso y la Corte Suprema de Justicia llegaran a cumplir sus labores esenciales.

El bloqueo de la vía pública se dió desde las 6:00 de la mañana ante la mirada de la Policía Nacional Civil, que no hizo nada para evitar los bloqueos.

Los sindicatos que provocaron los desordenes fueron el Sindicato de Trabajadores del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (STISSS), el Sindicato General de Empleados del Ministerio de Salud (SIGESAL) y el Sindicato de Trabajadores de FOSALUD (SITRAFOS), todos bajo control del Ejecutivo.

Ricardo Monge, dirigente del STISSS, dijo que las protestas responden a la exigencia a los Órganos de Estado (Legislativo y Judicial) por permitir leyes que protejan la salud de las personas ante los contagios de COVID-19.

Monge enfatizó que declarar inconstitucionales los decretos del Ejecutivo está afectando a la salud de la población y acusó a intereses hegemónicos y económicos en las decisiones de ambos Poderes de Estado.

El sindicalista aseguró que los hospitales, tanto del Ministerio de Salud y del ISSS, están al borde de colapso al atender a pacientes de coronavirus, lo cual no ha sido confirmado ante la imposibilidad de que periodistas puedan ingresar para confirmar la verdadera situación de Salud del país.

Monge aseguró que «Abrir la economía desordenadamente y romper cuarentena puede provocar contagios masivos, nuestra gente puede morir hasta en la calle, hasta en la casa también».

Por otra parte, el Secretario General de SIGESAL, Mario Arévalo, confesó que la manifestación era para exigir a los diputados de la Asamblea Legislativa una ley que respete la cuarentena, que ha sido sentenciada como ilegal, repitiendo, al igual que su colega Monge, que la apertura a la economía deberá darse cuando la curva de contagios baje.

Los sindicalistas llevaron pancartas con expresiones ofensivas y vulgares contra los diputados del oposición en el Parlamento.