Salvadoreños desafían violencia terrorista

0
607
Así amaneció la Plaza Barrios, en el centro de San Salvador.

A pesar de la amenaza terrorista conque las pandillas tratan de amedrentar a la ciudadanía, del asesinato de siete motoristas y la destrucción de varias unidades de transporte, los salvadoreños decidieron desafiar la violencia y salieron esta mañana de sus hogares a los lugares de trabajo o a sus centros de estudio.

La mayoría de rutas de buses no están corriendo. Las personas han utilizado pick ups alternativos, taxis, motos, bicicletas y hasta caminan para llegar a su destino.

Algunas empresas le han prestado transporte a sus empleados. El gobierno en un plan contingencia dispuso de 130 unidades de transporte para suplir a unas 1.200 que se encuentran en situación de paro.

Los usuarios del transporte público llegan a pagar hasta $2 dólares por un servicio que usualmente cuesta 20 centavos.

Ahuachapán.
Ahuachapán.

Las gremiales de transporte aseguran que no son ellos ni sus motoristas los del paro, sino que viene de amenazas de pandillas.

Las pandillas decidieron incrementar su actividad terrorista luego de algunos pronunciamientos oficiales rechazando cualquier posibilidad de negociación o diálogo con estas organizaciones.

El presidente de Fecoatrans, Catalino Miranda, aseguró que la estructuras delincuenciales estarían detrás de la medida por el cobro de la renta.

“La situación yo la veo medio complicada porque no es a nivel nacional, sino que por zonas, pero nosotros como empresarios seguimos haciendo el esfuerzo de prestar el servicio, pero no así de algunas rutas que han recibido amenazas verbales”, señaló. Seis motoristas y un ayudante fueron asesinados en las últimas 24 horas

Las pandillas han logrado paralizar parcialmente al país provocando una ola de terror a escala nacional. Los pandilleros incendiaron por lo menos 4 vehículos del transporte colectivo urbano y extra urbano obligando a la población civil a realizar grandes recorridos a pie para poder llegar a sus trabajos y en el mejor de los casos a sus respectivas viviendas, lo que fue calificado por el Fiscal General de la República, Luis Martínez, como actos terroristas.

Para dramatizar la situación de emergencia que atraviesa el país, la ciudadanía se recogió en sus casas muy temprano del lunes ante la amenaza de que el gobierno impusiera un toque de queda pero esto último fue descartado por las autoridades.

Por su parte la Policia Nacional Civil aseguró que este martes se llevarían a cabo una serie de traslados de los lideres pandilleros a cárceles de mayor seguridad como la de Zacatráz. Con los traslados, los dirigentes de las pandillas se ven dificultades para girar instrucciones a sus respectivas organizaciones respecto a las extorsiones de que es víctima la ciudadanía.

Los centros penales se encuentran también en estado de emergencia luego que un conocido delincuente que violó a 14 mujeres se fugó de la cárcel de Mariona con la aparente complicidad de algunos custodios. La emergencia está decretada para 15 días y los reos no reciben visitas de ninguna naturaleza.