Presidente Sánchez Cerén podría padecer de insuficiencia renal y cáncer de próstata

0
948

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, podría estar enfrentando, además de una insuficiencia renal crónica, una neoplasia de próstata.

“La forma de caminar y la curvatura espino dorsal que presenta, son características de quien padece cualquiera de esas enfermedades o ambas”, de acuerdo a un experto cancerólogo del país consultado por este medio.

El cuadro clínico del mandatario se mantiene clasificado como secreto de Estado, por lo que los nombres de los galenos consultados se mantiene en reserva.

Sánchez Cerén anunció el pasado viernes que viajará durante las vacaciones de Semana Santa a la Habana, Cuba, para hacerse un chequeo médico, lo que motivó reacciones en los centros médicos nacionales del país.

”En el país hay excelentes profesionales especializados en cáncer y nefrología”, dijeron algunos de los médicos consultados, quienes afirman que el presidente puede recibir en El Salvador el tratamiento adecuado que le garantice un mejor nivel de vida como paciente.

Mientras, la Casa Presidencial dice que se trata de “chequeo normal” y no se refiere al deterioro en general del presidente, lo que lo mantiene fuera de muchas actividades de carácter social y políticas debiendo recibir solo a algunos funcionarios del partido en su residencia cuando se trata de casos urgentes.

Otras fuentes médicas, cercanas a la Residencia Presidencial, dicen que en ese lugar se ha reformado una sección para convertirla en una clínica donde le aplican al mandatario procedimientos de diálisis peritoneal ambulatorio.

Al “maquillista” del presidente, se le dan instrucciones precisas de que el mandatario no muestre ninguna apariencia de estar enfermo.

La insuficiencia renal tiene cinco estadios, los primeros pasan desapercibidos, pero los dos últimos son más evidentes por sus síntomas y requieren de diálisis. El cuadro clínico es inequívoco, dicen los galenos, pero cabe la posibilidad de que un trasplante le proporcione una mejor calidad de vida.

La diálisis es un proceso mediante el cual se eliminan las impurezas de la sangre que el organismo no puede desechar por sí mismo debido al mal funcionamiento de los riñones.

Sin embargo, a pesar de las habilidades de su maquillista personal, el presidente se ve decaído, deshidratado y con una coloración pálida. Además muestra señales de somnolencia y agotamiento permanente. Si a los síntomas que muestra se agrega impulsos por vomitar y deseos persistentes de orinar, el cuadro sería mucho más complicado, aseguran los profesionales consultados.

En lo que están de acuerdo los médicos que fueron consultados es que, sin importar la etapa en las que se encuentren los malestares del presidente, este puede ser tratado en el país y no es necesario que está viajando a Cuba, donde nada o muy poco lograron hacer por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.