Pandillas confirman que negociaron tregua con el gobierno de Mauricio Funes

0
975

La Mara Salvatrucha y las facciones Sureños y Revolucionarios del Barrio 18 emitieron el pasado fin de semana un comunicado conjunto en el que confirmaron la tregua entre ellas como un proceso de negociación con el “Ejecutivo” durante la Administración de Mauricio Funes Cartagena.

El ex presidente Funes sostiene mediáticamente que la tregua no fue un proceso de negociación entre las pandillas y el gobierno, sino que su Administración solo facilitó que las pandillas negociaran entre ellas.

Las tres pandillas, debido al apoyo, financiación y facilidades que les dio el Gobierno, lograron consolidar empoderamiento producto de espacios de comunicación y coordinación entre sus cúpulas.

Los cabecillas de los pandilleros responsabilizaron en el documento al gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén de permitir que los cuerpos de seguridad “realicen masacres y violaciones de derechos humanos” y finalmente advierten a policías y soldados que el gobierno les traicionará como las traicionó a ellas al terminar la tregua.

Los pandilleros amenazan en el documento a los mandos medios e inferiores de Seguridad Pública y Defensa de los costes que su actividad tendrá al advertirles que “No piensen que los crímenes de lesa humanidad no los pagarán (…) ustedes son pobres al igual que nosotros, por eso cuando toque pagar por todo eso, ustedes lo pagarán, no sus jefes o ministros o todos aquellos que están detrás de todas las órdenes, si no nos creen pregúntenle a los 21 que están detenidos por la tregua. El Ejecutivo negoció y los pobres están pagando en la cárcel”.

El comunicado fue emitido al mismo tiempo que una Cámara de lo Penal revocaba el auto del juez que había enviado al mediador de la tregua, Raúl Mijango, a prisión. El ex mediador esta en libertad condicional mientras dura el proceso de instrucción en el que la Fiscalía General de la República (FGR) debe documentar la acusación.

Esta es la primera ocasión en que las pandillas admiten públicamente que tuvieron negociaciones directas con el gobierno del presidente Mauricio Funes (2009-2014), pero no mencionaron en el documento distribuido entre los medios de comunicación los nombres de los representantes del ex presidente Funes que estuvieron presentes en las negociaciones directas, aunque se conoce que uno de ellos fue el actual ministro de la Defensa Nacional, que entonces fungía como ministro de seguridad y Justicia.