OEA restringe acceso de la sociedad civil a sesiones de la 46 Asamblea General en Santo Domingo

0
646

Representantes de organizaciones pertenecientes a la sociedad civil mantienen una de las más grandes manifestaciones de protestas, a través de redes sociales, contra la Organización de Estados Americanos luego que se les restringiera el acceso a la 46 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. OEA.

La protesta tiene su origen en que habiendo sido oficialmente invitadas por los organizadores de la Asamblea, a la hora de querer ingresar a la misma fueron rechazadas sin más justificación que el espacio.

“No nos dejaron entrar” señaló Rosa Dandaluce, Directora de una organización pro vida invitada al evento. Otros dirigentes se quejaron de haber sido obligadas a permanecer en un  salón de la cancillería durante más de cuatro horas sin poder tener acceso a la reunión.

Ante esa situación, la mayoría de representantes de los grupos de la sociedad civil optaron por seguir las sesiones de la OEA desde el Hotel El Embajador, ubicado en la avenida Sarasota, 65. Ensanche Bella Vista Santo Domingo, sede de la 46 Asamblea.

A las 22;51 del lunes 13 las oenegés acreditadas ante la OEA recibieron el siguiente correo electrónico: “Nos es grato saludarles e in formarles que por motivos de espacio en la Sede de la Asamblea General, las organizaciones de la sociedad civil no podrán ingresar a la sede de la 46 Asamblea General de la OEA. Lo que fue calificado por los representantes de las organizaciones como “Un paso más en el déficit democrático de la OEA”

La mayor parte de las organizaciones dela sociedad civil que habían sido invitadas al evento son consideradas pro-vida y defensoras del matrimonio hombre-mujer como base de la sociedad.

El viernes 14 el Secretario de Estado de los Estados Unidos John Kerry pronunció su discurso, en una aparente condena a la arbitrariedad de la que fue víctima la sociedad civil, asegurando que transparencia y ciudadanía no son opcionales en democracia. “ Estoy muy disgustado por la decisión de excluir a la sociedad civil de estos debates” dijo Kerry.

Rosa Dandaluce calificó como una grosería que a pesar de que cuentan con una acreditación vigente, no se les permita el acceso debido a que “no hay espacio”.

Criticó que pese a esto, se ha permitido el paso a otros representantes civiles, los cuales dijo son “afines a las resoluciones que quiere aprobar la OEA”.

Asimismo, Edmundo Becerril, manifestó que cualquier resolución adoptada en esta asamblea y que afecte a la sociedad civil estaría viciada y podría ser anulada. “No podemos permitir que la OEA tenga una actitud injustificada”. dijo. Un comunicado dado a conocer por las organizaciones de la sociedad señaló lo siguiente:

“Consideramos una falta de respeto hacia nuestras organizaciones civiles que no se nos permita entrar a la sesión plenaria alegando una falta de espacio tal y como ha manifestado la organización a través de un correo electrónico enviado ayer por la tarde. Por medio de las acreditaciones la organización sabía cuántas fueron otorgadas y por tanto cuántos espacios debería prever para este fin.

La sociedad civil expresa su profunda inconformidad ante el repentino anuncio por parte de la organización de la cuadragésima sexta Asamblea General de la OEA,  de no permitir la entrada a su sesión plenaria que tiene lugar en el Ministerio de Asuntos Exteriores este martes 14 de junio.

Denunciamos que se violó la esencia de la democracia, que se redujo el diálogo con las asociaciones de la sociedad civil a un puro acto teátrico sin abrir un espacio real a observaciones y aportaciones en la cuadragésima sexta sesión de la Asamblea General de la OEA.

Esto muestra un grave déficit de democracia en la Organización de los Estados Americanos. La democracia incluye por definición los protagonistas políticos en el diálogo. Se falló en la preservación de ámbitos”