Magistrado Sidney Blanco dice que gobierno de Saca compraba vehículos baratos y los vendía caros

0
1273

El Magistrado de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Sidney Blanco, dijo este miércoles que  el ex secretario privado de la Presidencia, Miguel Charlaix, estaba coludido con el ex director del Seguro Social, Leonel Flores y con Herbert Saca,  en una operación supuestamente fraudulenta de compraventa de vehículos durante el gobierno de Elias Antonio Saca.

Blanco dijo durante una entrevista radial que la CSJ detectó los hechos en medio de la investigación que por enriquecimiento ilícito se sigue contra Charlaix, quien fuera secretario privado del ex presidente Elías Antonio Saca. Se detectó un patrón que consistía en comprar todo tipo de vehículos baratos y revenderlos por precios de hasta cinco veces más caros.  “Se compraban autos muy por debajo del precio real y se revendían por una cantidad 5 veces mayor de valor comercial” comentó el magistrado Blanco, aclarando que se trata de vehículos de lujo y valor extraordinario.

El magaistrado Blanco agregó que esa conducta era reiterada. “Algo que es bien reiterado en estos casos que estamos investigando. En el caso del expresidente Saca, el exdirector del Seguro Social Leonel Flores (ambos también enfrentan juicio civil) y Élmer Charlaix hay un vendedor frecuente de vehículos para estos funcionarios: Herbert Saca”.

Según Blanco, la labor de la sección de Probidad de la CSJ es investigar a funcionarios o exfuncionarios y sus familias, por lo que no han podido profundizar en la relación con estas personas o empresas. Todas las ramificaciones de transferencias bancarias y posibles irregularidades, dijo, deben ser investigadas por la Fiscalía.

El magistrado hizo un llamado al  fiscal general Douglas Meléndez a actuar diligentemente en estos casos para esclarecer el destino de fondos públicos que podrían haber sido mal utilizados o enriquecimiento de exfuncionarios que no corresponde a los ingresos que recibían por su cargo público.

Sidney Blanco también expresó que los hallazgos en las cuentas de Charlaix han sido remitidos a la Primera Cámara de lo Civil, donde se encuentra el caso de Elías Antonio Saca, para ser considerados en el expediente del exmandatario.

En el caso de Élmer Charlaix, según el magistrado, este intentó justificar incrementos en su patrimonio aduciendo que la Presidencia, además de su salario de $3 mil como secretario privado, le pagaba $5 mil mensuales por administrar cuentas secretas.

Charlaix “presentó copia de unos recibos donde la presidencia le entregaba eso. Lo firma él, en documentos elaborados por él mismo con papel membretado a su nombre donde decía que había recibido ese dinero”.

Además, Blanco afirmó que han platicado con el fiscal general para que este investigue el papel de la banca en estos casos, pues el sistema financiero tiene la obligación de informar a la Fiscalía por cualquier transferencia superior a $10 mil.

“Parece extraña la facilidad para hacer depósitos de cientos de miles de dólares. No sabemos si la banca ha cumplido con el deber de informar a la Fiscalía General de la República de todas estas transferencias sospechosas (de cientos de miles de dólares)”, dijo Blanco.