Juramentan a Franzi Hasbún como Comisionado Presidencial para la Seguridad

0
1158

El Secretario de Comunicaciones y Gobernabilidad de la Presidencia, Franzi “Hato” Hasbún, fue juramentado esta mañana por el presidente Salvador Sánchez Cerén como Comisionado Presidencial de Seguridad.

El nuevo cargo coloca al experimentado político de izquierda como el responsable de la dirección ejecutiva del Consejo de Seguridad y Convivencia Humana, organismo creado por el gobierno para el combate de la violencia y la inseguridad en el país.

El Consejo está integrado por diversos sectores de la nación entre los cuales figura el Tabernáculo de Avivamiento Internacional, TAI, que preside el Pastor Carlos Rivas, quien este día enfrenta acusaciones de agresión sexual contra una mujer. La Primera tarea de Hasbún será considerar la permanencia en el Consejo del TAI y la representación del Pastor Rivas.

También fue juramentado como Comisionado Presidencial para Asuntos Fronterizos, Carlos de Jesús Pozo.

Hasbún, que además tiene a su cargo la Secretaría de Comunicaciones y Gobernabilidad de la Presidencia, tendrá también bajo su responsabilidad el enlace de todos los planes institucionales relacionados al tema de seguridad.

Sánchez Cerén dijo durante la juramentación que el comisionado tendrá que armonizar la cooperación interestatal con los tres Órganos del Estado y además deberá contribuir a la articulación de los planes y políticas de Seguridad.

Tanto el presidente Sánchez como el ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara, señalaron que el nuevo cargo no significa que el gobierno creará una nueva dependencia o institución, sino que Hasbún deberá revisar directamente el cumplimiento de los planes y de la Política de Seguridad.

Hasbún se ha destacado por la diversidad de funciones que ha desempeñado desde el inicio del gobierno del ex presidente Mauricio Funes, incluyendo la organización y dirección de “mesas” de diálogo de cuanto problema se presentaba.

En Casa Presidencial Hasbún es conocido como el que todo lo sabe y el que todo lo puede, algo así como el folclórico “mil usos” del imaginario popular mexicano.