Jueza no permite intervenciones telefónicas en audiencia inicial contra ex fiscal Martínez

0
1171

La jueza del caso al que se ha dado en llamar Enrique Rais-Martínez, consideró poco antes de suspender la audiencia inicial para continuarla este sábado que no era conveniente escuchar durante esta fase del juicio las intervenciones telefónicas solicitadas por la representación fiscal.  La funcionaria aceptó los planteamientos de la defensa en la que se alegó la ineptitud de estas como prueba; además señaló que no se ha determinado si las intervenciones son o no, válidas.

La audiencia inicial fue instalada cerca de las diez de la mañana de este viernes y fue suspendida pasadas las nueve de la noche para ser reiniciada el sábado a partir de las 9:00 am.; se supone que será hasta entonces que decida  sobre si  el ex fiscal Luis Martínez, el empresario Enrique Rais y otros seis imputados continúan en el proceso judicial en su contra detenidos o en libertad.

Luis Martínez, quien pidió a la jueza que permitiera la presencia de los medios de información durante la audiencia, mantiene en vilo a la sociedad luego que ofreció “desenmascarar a los que hay que desenmascarar”. Con  esta expresión se entiende que Martínez podría poseer información valiosa para que se desestimen los cargos en su contra y que él llamó “venganza injustificada”. Durante su gestión como Fiscal General de la República fue un crítico acérrimo de los responsables de la tregua entre pandillas y se enfrentó con diversos sectores de poder que se vieron afectados por algunas de sus decisiones como titular del Ministerio Público.

Los delitos por los que enfrentan esta audiencia los detenidos son  cohecho activo, falsedad ideológica, prevaricato, fraude procesal, y omisión en investigación. Estos últimos dos se le imputan de manera específica a Martínez aunque se ha dicho que existe la posibilidad de que sea acusado por otros delitos. La defensa de los imputados aseguró que la fiscalía “quiere desatar una cacería de brujas” con el fin de dificultar la libertad del ex fiscal Martínez caso la Jueza decidiera continuar el proceso sin detención. Uno de los fiscales comentó que “de ser así quedaría libre por los delitos establecidos en el requerimiento pero acto seguido sería otra vez detenido”.

La representación fiscal se llevó buena parte de la audiencia tratando de demostrar de manera acalorada la necesidad de que se escucharan las intervenciones telefónicas mientras la defensa del ex fiscal Martínez, representada por el licenciado Manuel Cruz Azucena, insistía en que las intervenciones carecían de valor probatorio. La desición de la Jueza disgustó a la parte acusadora.

“Para qué vamos a oír esos audios… Nos oponemos”, alegó Azucena. Sin embargo, los fiscales del caso insistieron en que las escuchas debían ser admitidas en el proceso. “No hay derecho de excluir las escuchas telefónicas”, manifestó uno de ellos.