Iglesia Católica preocupada por ataques a la Sala y por la escalada de violencia en el país

0
1026

El Arzobispo de San Salvador, José Luís Escobar Alas, dijo el domingo que “Nos preocupa una crisis nacional” con respecto a los ataques que el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) a estado realizando contra la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Escobar Alas dijo que espera una “buena armonía entre los tres poderes del Estado”, haciendo clara referencia a la actitud que los últimos días han tenido el poder Ejecutivo y el oficialismo representado en el Legislativo.

El prelado se encuentra a la expectativa de una reforma a la Ley de Procedimientos Constitucionales, con la cual el oficialismo y los partidos aliados al FMLN pretenderían bloquear la labor de la Sala.

Desde la administración anterior, el FMLN ha lanzado duras críticas a cuatro magistrados de la Sala debido a varias sentencias que esta última ha emitido y que no han favorecido al partido rojiblanco.

En las últimas semanas, dichas criticas se han multiplicado por el recuento de votos para la elección de diputados por el departamento de San Salvador de las pasadas elecciones de marzo.

El arzobispo fue enfático al advertir que “Yo no quisiera entrar en esa discusión, porque considero que no es mi competencia ni tampoco de la Iglesia haciendo juicios de cada expresión… Si puedo decir que nos preocupa una crisis nacional, yo decía que nosotros queremos la buena armonía y la colaboración de los tres poderes del Estado para bien de la nación”.

De acuerdo al prelado, se podría repetir “la crisis” que generó el Decreto 743, el cual pretendía obligar a la Sala a resolver recursos de inconstitucionalidad por unanimidad y no por mayoría.

“Es muy triste que se repita esa situación. Escuché en alguna ocasión a un comentarista o analista de quitarle a la Sala facultades, quitarle poder, de atar a la Sala o de mutilar el poder de la Sala. Yo sinceramente con todo respeto pienso que no se debe en un Estado democrático mutilar el poder de ninguno de los tres poderes”, dijo.

“Asi ahora caemos en una situación de esas de irregularidad jurídica disminuyendo uno de los poderes me temo que no sea justo, que no sea conveniente. Es preocupante si se llegará a eso, yo no me quiero adelantar a los hechos, espero que no se dé con la experiencia que hemos tenido, yo esperaría que los señores diputados van a ver las cosas despacio y con sangre fría para analizar todos los pro y los contra y que prevalezca el buen juicio y bien nacional”.

Con respecto al recuento de votos de los diputados de San Salvador ordenado por la sentencia de la Sala “se confirma que fueron elecciones justas, que bueno, porque garantiza el proceso mismo y se fortalece la democracia. Antes por desdicha no se tenían elecciones justas, las cosas van marchando”, acotó.

Con respecto a terrible escalada en asesinatos y violencia en el país, el prelado dijo que “Nos preocupa muchísimo el que tengamos tantas muertes”.

“Dios quiera que no sigan, eso es lo que estamos pidiendo que no muera nadie más, pero si algún hecho de violencia pasa tenemos que evidenciarlo, nosotros estamos sumamente preocupados hemos visto un alza de los asesinatos y nos preocupa sobremanera”, continuó.

“Insistimos siempre en el dialogo con el gobierno en que hayan programas efectivos de superación, de rehabilitación de reinserción a la sociedad y sobre todo de prevención de la violencia y me parece que en los planes y programas del gobierno esto está muy presente, también en el consejo de seguridad nacional”, finalizó el jerarca católico.