Guatemala expulsa pandilleros y niega versión del fiscal salvadoreño sobre suministros de armas

0
752

El Director de la Policía Nacional Civil guatemalteca, Nery Ramos, informó este sábado que más de 400 supuestos pandilleros salvadoreños han sido deportados de ese país desde que entraron en vigor leyes de emergencia en abril pasado. Ramos dijo que en Guatemala existe un operativo policial denominado  “Plan Exodo” con el que se espera evitar que la ofensiva  de las autoridades salvadoreña de seguridad de ese país origine una migración masiva ilegal.

El jefe policial  rechazó que grupos del narcotráfico  en Guatemala estén suministrando armas de alto poder a los pandilleros salvadoreños como lo afirmara el viernes el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez.

Meléndez  habría dicho durante una conferencia de prensa el viernes que las pandillas salvadoreñas intentaron comprar armas en el extranjero a grupos del Chapo Guzmán, pero no lo lograron y por ello lo hicieron en Guatemala con gente relacionada con los Zetas.

El jefe policía guatemalteco aseguró que las personas que son devueltas a El Salvador acusadas de pertenecer a las pandillas 18 y la Mara Salvatrucha son investigadas previamente para determinar si tanto en El Salvador como en Guatemala existen órdenes de captura en su contra.

“Estas personas tienen tatuajes que los identifican  que pertenecen a algún grupo; pero al hacer el registro en el banco de datos  y no existir  órdenes de capturas en cualquiera de los dos países, son retornadas”, explicó el jefe policial.

El esquema de seguridad comprende las alertas en todas las comisarías policiales que comparten frontera con nuestro país, así como a escala nacional para determinar si existe algún lugar o punto de concentración de las pandillas.

El funcionario dijo que existen dispositivos especiales en Jutiapa, Jalapa,  Santa Rosa y El Progreso para interceptar a quienes se dirigen a la Ciudad de Guatemala para delinquir.