Guatemala envía 3.000 militares a la frontera con Belice

0
1149
Kaibiles del Ejército de Guatemala.

Guatemala movilizó 3.000 efectivos a la frontera con Belice, sobre la que ambos países mantienen un prolongado diferendo, luego de que una patrulla militar beliceña matara a un niño de 13 años.

El ministro de Defensa guatemalteco, Williams Mansilla, dijo este viernes a periodistas que “para prevenir nuevos incidentes” se aumentó la fuerza militar en la zona fronteriza de 400 a 3.000 efectivos.

“Es una medida de prevención, no es una declaración de guerra”, declaró el jerarca castrense quien se encuentra dirigiendo el operativo en la zona limítrofe, en el norteño departamento de Petén.

Las operaciones militares son dirigidas desde la Zona Militar de Poptún, cuartel del comando militar con mejor entrenamiento en todo Centroamérica, los Kaibiles, soldados de élite del Ejército de Guatemala, preparados para llevar a cabo operaciones especiales y de inteligencia.

La tensión entre ambos países, que mantienen una disputa territorial desde hace 150 años, escaló luego de que soldados beliceños atacaran el miércoles a una familia en la zona fronteriza, incidente en el que murió un niño de 13 años y otras dos personas resultaron heridas, según la versión de las autoridades guatemaltecas.

El presidente Jimmy Morales ordenó el refuerzo militar en la región fronteriza, denominada zona de adyacencia, y llamó a consultas a su embajador acreditado en Belmopán.

El gobierno de Belice rechazó las acusaciones e indicó en una nota que “nuestra patrulla en territorio nacional de Belice fue atacada a lo que respondió en una autodefensa justificada”.

– Guatemala recrimina asesinatos –

La zona de adyacencia es una franja que corre paralela a la frontera con una profundidad de 2 kilómetros en cada uno de los dos países y en la que no debería haber presencia militar, en virtud de acuerdos bilaterales.

La cancillería guatemalteca emitió este viernes un comunicado en el que recrimina a Belice que 10 campesinos guatemaltecos han muerto a manos de militares beliceños en los últimos 17 años.

“Es oportuno recordar al Gobierno de Belice que han sido sus fuerzas de defensa las que han dado muerte a 10 campesinos guatemaltecos de 1999 a la fecha, en incidentes en los que el Gobierno de Belice, lejos de investigar lo ocurrido y de castigar a los responsables de haber disparado sus armas, los ha condecorado como héroes”, señala la nota diplomática.

– Niño masacrado por soldados beliceños –

La Cancillería guatemalteca rechazó el argumento esgrimido por Belice de “legítima defensa” y aseguró que el menor asesinado recibió al menos ocho impactos de bala, cuatro de ellos en la espalda. “¿Es esa legítima defensa?”, pregunta el comunicado.

El diferendo territorial lleva más de 150 años. Aunque Guatemala reconoció la independencia de Belice en 1991, le reclama a su vecino 12.272 km2, equivalente a 50% del territorio de la excolonia británica, incluyendo varias islas y cayos.

Ambas naciones acordaron elevar el caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, pero antes se tiene que realizar una consulta popular sobre el tema en cada país, para lo cual falta definir fechas.

– Preocupación por crisis –

Tras el incidente, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Reino Unido manifestaron su preocupación y llamaron a ambos países a continuar el camino hacia la resolución del conflicto por medio del arbitraje de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“La Secretaría General de la OEA hace un llamado a los gobiernos de Belize (sic) y Guatemala a evitar una escalada de las tensiones, y a redoblar los esfuerzos para instaurar una paz duradera en la Zona de Adyacencia entre ambos países”, detalló el ente en un comunicado.

El ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido para Latinoamérica, Hugo Swire, instó a Guatemala y Belice a “mostrar moderación”, tras señalar que “la Corte Internacional de Justicia sigue siendo el mejor camino a seguir”, indica un comunicado de la embajada británica en Guatemala.