Gobierno presentará ley de “rehabilitación” de pandilleros

0
874

El presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, anunció el sábado que esta semana presentará a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley que busca la “rehabilitación” de miembros de las estructuras criminales pandilleriles, conocidas como “maras”.

“Esta semana el ministro de Justicia y Seguridad Pública (Benito Lara) va a presentar un nuevo proyecto de ley especial que va dirigida a la prevención, rehabilitación y retiro de miembros de pandillas”, dijo el mandatario en su presentación semanal de propaganda “Gobernando con la Gente” que transmite a través de los medios oficiales y varias estaciones de radio a nivel nacional.

Sin dar mayores detalles, Sánchez Cerén explicó que la normativa, que será presentada a consideración de los 84 diputados de la Asamblea, persigue “darle una oportunidad a esas personas que están en riesgo, que han optado por ese camino pero que quieren regresar (a una vida fuera de esas agrupaciones)”.

“La forma civilizada de cómo enfrentar el crimen, la violencia en el país es teniendo una mano fuerte, pero también teniendo una mano amigable, solidaria e inteligente que le diga a esos muchachos que pueden volver al sistema educativo, que pueden tener oportunidades de trabajo”, dijo Sánchez Cerén.

El Salvador es en la actualidad escenario de una escalada de violencia generada principalmente por las violentas pandillas.

En un intento por contener esa ola de violencia, las autoridades han impulsado planes de seguridad de mano dura, combatiendo frontalmente a las pandillas, sin embargo, recientes declaraciones del ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, en un viaje a España indican un “viraje de timón” de las autoridades para abandonar la lucha frontal contra los delincuentes.

“No podemos seguir nosotros solo el camino de las políticas de mano dura que buscaban la represión”, argumentó el mandatario.

Según el Instituto de Medicina Legal (IML), entre enero y septiembre se han producido 4.942 homicidios en El Salvador, superando ampliamente los 2.870 de igual período de 2014.

“Sabemos que es una tarea difícil, que algunos tienen la percepción que el gobierno no puede frenar la violencia, pero se puede, podemos llevarlo adelante, pero tenemos que asumir que ese es un compromiso de todos”, sostuvo Sánchez Cerén.

Según las autoridades, buena parte de los homicidios que ocurren en el país son atribuidos a las batallas por el control de territorios, en los que las pandillas extorsionan y venden droga.