Gobierno pide 152 MDD más para Seguridad, pero 37.1 son para pago de pensiones del IPSFA

0
1002

El Gobierno de la República, a través vicepresidente Óscar Ortiz, volvió a la Asamblea Legislativa con una nueva solicitud para la emisión de títulos valores por un monto de 152 millones de dólares para financiar con parte de ellos las medidas “extraordinarias” de seguridad, aprobadas por el Órgano Legislativo el pasado 1 de abril y con el resto para cubrir gastos de pensiones del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

Del dinero que pide el Gobierno en títulos valores, 114.9 millones “servirá para financiar las medidas extraordinarias durante los 12 meses establecidos”, dijo el vicepresidente Ortíz. El Gobierno no ha precisado el coste total que implicará el desarrollo de las mismas, se limita a pedir más dinero de manera continua.

“Es una iniciativa para emitir títulos valores para contar con el financiamiento que soporte el desarrollo de las medidas (…) es un mecanismo que nos permitirá que cada dólar se ejecute bien y tenga un impacto positivo ante la necesidad urgente de actuar para ponerle un freno a la violencia”, enfatizó Ortiz.

Ortíz prefirió no mencionar los 37.1 que se destinarían de los fondos solicitados para cubrir la incapacidad de pago del IPSFA a sus pensionados.

El vicepresidente estuvo acompañado por el ministro de Seguridad, Mauricio Landaverde, el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto y el ministro de la Defensa Nacional, David Munguía Payés, en la presentación de la solicitud ante el Parlamento.

La propuesta será estudiada por las comisiones de Seguridad y de Hacienda de la Asamblea Legislativa, para que luego sea discutida en el pleno del Congreso, explicó la presidente de la entidad legislativa, Loreña Peña, quien recibió la propuesta del Gobierno junto a un grupo de diputados.

La Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad el pasado 1 de abril una serie de “medidas excepcionales” solicitadas por el Gobierno para recuperar el control total de siete cárceles desde las que líderes de pandillas ordenan asesinatos y extorsiones.

El Salvador ha experimentado una disminución de apenas tres asesinatos al día desde que se implementaron las “medidas extraordinarios”, manteniendo el recrudecimiento de la violencia que se ha cobrado la vida de 2.222 personas en lo que va de año, con un promedio de 20 al día.