Gobierno castigaría a la población con nuevo impuesto a las comunicaciones

1
1010

El gobierno de la República propuso el jueves un nuevo impuesto del 10% a la factura telefónica, con el que castigará a toda la población, para destinar los fondos para la seguridad pública.

El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, acompañado por el ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara y Franzi Hato Hasbún, secretario de Gobernabilidad, presentó a la presidenta de la Asamblea Legislativa, la efemelenista Lorena Peña, la propuesta de Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia.

Lorena Peña se hizo acompañar por varios miembros de la Junta Directiva del legislativo, entre los que sobresalió Guillermo Gallegos de GANA. ARENA no acompañó a Peña.

Según el artículo 1 del proyecto de ley, se establecerá “una contribución especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia”, la cual recaerá sobre la adquisición y/o utilización de servicios de telecomunicaciones en todas sus modalidades y sobre la transferencia de cualquier tipo de dispositivo tecnológico, terminales, aparatos y accesorios de los mismos que permitan la utilización de servicios de telecomunicación.

Con este impuesto, el nuevo cobro a los usuarios de las comunicaciones caería, no sólo sobre las llamadas realizadas, sino también en cualquier aparato celular y sus accesorios.

Cáceres dijo que “Esta es una contribución que el pueblo hace a su seguridad”, además, sostuvo que “las telefónicas no tienen porqué no estar de acuerdo, serán meros recaudadores”. El ministro no consideró el gasto que todas las empresas dedicadas a las comunicaciones tendrían que hacer en “software” para aplicar el nuevo impuesto.

Según Cáceres, el gobierno del FMLN calcula una recaudación de $140 millones al año, por encima de lo que recauda actualmente.

Lo que el gobierno llama “contribución especial” (que realmente es un impuesto al no ser voluntario), sería de un 10% y establece que los sujetos pasivos, obligados al pago de la misma, son los usuarios y revendedores de servicios de telecomunicaciones y los adquirientes de cualquier dispositivo tecnológico que permita la utilización de los servicios de telecomunicación.

Según el proyecto de ley, en su artículo 11, reza que el destino exclusivo de los recursos que generará la contribución especial es la Seguridad Ciudadana y Convivencia.

El reconocido analista político Rafael Lemus, escribió en su cuenta de twitter “Cuarto paquetazo de impuestos del FMLN y no hay resultados concretos después de recaudar más $1,200 millones desde 2009. Basta de impuestos.”

Comments are closed.