En libertad tres de los condenados por muerte de sacerdotes jesuitas

0
901

Después de casi ocho meses de guardar prisión, mientras la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidía si los extraditaba a España, los militares  Antonio Ramiro Ávalos Vargas, Ángel Pérez Vásquez y Tomás Zárpate Castillo, fueron puestos en libertad.

Los tres liberados, junto al coronel Guillermo Alfredo Benavides, fueron enjuiciados, juzgados y condenados por participar en la masacre en que fueron asesinados cinco sacerdotes jesuitas en noviembre de 1989 pero posteriormente obtuvieron su libertad beneficiados por una ley de amnistía en 1993. La orden de libertad no alcanzó al ex director de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios, Guillermo Alfredo Benavides, quien según la resolución de la Corte deberá regresar a cumplir el resto de la pena, 30 años, que le fue impuesta.

Los militares fueron recapitulados por orden de la CSJ en febrero, luego que el juez Eloy Velasco de la Audiencia Española, solicitara su extradición para responder por el crimen acaecido durante el conflicto armado salvadoreño.

El crimen contra Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín-Baró, Segundo Montes, Juan Ramón Moreno, Amando López, Joaquín López y Elba y Celina Ramos, ocurrió en el marco de la “ofensiva final” lanzada por la exguerrilla del FMLN el 11 de noviembre de 1989.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad, un grupo élite de soldados de un batallón de reacción inmediata irrumpió en el campus de la UCA y acribilló a las víctimas hasta darles muerte.

La suerte del coronel Benavides está ahora en manos de un juez de instrucción que deberá dictaminar si el militar debe continuar cumpliendo la pena de 30 que se le impuso o seguir en libertad con el beneficio de una ley de amnistía que es ley de la República.