Embajadora de los EEEUU dice durante sepelio de soldado que cada vida que se pierde es irrecuperable

0
1001
La embajadora de los Estados Unidos de Norteamérica, Mari Carmen Aponte, dio el pésame a los padres del soldado José Jaime Ayala. No hubo presencia por parte del Ejecutivo.

La embajadora de los Estados Unidos de Norteamérica en El Salvador, Mari Carmen Aponte, reiteró durante el sepelio de un soldado asesinado en la Estación de Sitramss, que cada vida que se pierde es irrecuperable. La víctima fue asesinada junto a otro compañero frente a la terminal el pasado domingo.

“Cada vida salvadoreña que se pierde en esta ola de violencia es una pérdida irrecuperable para el país. Estamos aquí en solidaridad a nombre del pueblo de los Estados Unidos para expresar nuestras condolencias a la familia de José Jaime, pero también a la familia del otro soldado que fue enterrado ayer, así como a los policías y militares que todos los días siguen haciendo su trabajo a nombre del pueblo salvadoreño”, expresó la diplomática.

La embajadora llamó a “no quedarnos en silencio” y a que alcemos nuestras voces contra la violencia que abate a El Salvador y que ha motivado una alerta de los Estados Unidos para sus ciudadanos que viajan al país.

“Es importante que el pueblo sepa que cada muerte afecta a todos, no importan donde vivan ni quienes sean”, dijo la embajadora Aponte.

062415-embajadora

Esta mañana fue enterrado el soldado José Jaime Henríquez Ayala quien murió junto a su compañero José Otoniel Pereira el domingo pasado tras ser atacados a balazos por presuntos pandilleros cuando custodiaban la estación del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) frente a la terminal de Oriente, en San Salvador.