El Salvador cierra el 2015 como el país más violento del mundo

0
1212

El Salvador despide el 2015 como el año más violento de su historia reciente, con un 70 por ciento más de homicidios que en el año pasado por un desbordamiento de violencia de las temidas maras.

Al cierre del año, las víctimas mortales podrían llegar a 6.650. Comparado con las 3.912 de 2014, la actividad criminal se ha multiplicado ante planes de Seguridad que aparentemente son insuficientes.

Miguel Fortín Magaña, director del Instituto de Medicina Legal (IML), en conferencia con la cadena noticiosa inglesa, Reuters, opinó que “este año en la historia de El Salvador es el más violento en cuanto a homicidios”, “es una verdadera pandemia”.

Según datos de la oficina de Naciones Unidas en el país, la cifra a fin del año eleva la tasa de homicidios a más de 100 por cada 100,000 habitantes, esto convertiría a El Salvador en el más violento del mundo.

“Es un dato totalmente alarmante”, dijo Fortín Magaña en la entrevista.

La Policía Nacional Civil (PNC) y el gabinete de Seguridad del presidente Salvador Sánchez Cerén responsabilizan de la violencia criminal a las “maras”, al librar sangrientas batallas por el control territorial del tráfico de drogas, prostitución y extorsión a la población en general y al tejido empresarial del país.

Las pandillas rivales Barrio 18 y Mara Salvatrucha, en un cambio de estrategia han atacado puestos policiales y hace unos meses forzaron a un paro del transporte durante cuatro días amenazando a los chóferes para que no salieran y asesinando a varios de ellos, ambas acciones de tipo terrorista no pudieron ser controladas por el Gobierno.

En el año, 62 policías y 24 militares murieron en ataques o enfrentamientos con las pandillas.

Los familiares de agentes de la Corporación Policial se convirtieron durante el 2015 en objetivo de los delincuentes terroristas.

Durante los tiempos de la guerra civil, que desangró al país entre 1979 y 1992, se calcula que murieron unas 75,000 personas y otras 8,000 desaparecieron. “Durante la guerra no se sabe cuántas personas murieron, se calcularon siempre 5,000 muertos (al año)”, dijo Fortín.