Corea del Norte se alista para atacar al Sur en el mar: movilizó 50 submarinos militares

0
569

Corea del Norte ha desplegado más de 50 submarinos militares, aseguró este domingo un oficial militar de Corea del Sur, mientras representantes de ambos países tratan de negociar soluciones a su mayor etapa de tensión en años.

“El 70% de los submarinos de Corea del Norte -cuyo número total se estima en 70- han partido de sus bases sin que se pueda confirmar su ubicación”, indicó un funcionario de las Fuerzas Armadas surcoreanas a la agencia local Yonhap.

La fuente también aseguró que el régimen norcoreano de Kim Jong-un ha duplicado el número de tropas de artillería en la frontera, y éstas se encuentran preparadas para el combate.

Mientras, Seúl hizo volver antes de lo previsto a seis de sus aviones de combate que se encontraban desplegados para participar en el ejercicio Red Flag (Bandera roja) en Alaska, cuyo objetivo es formar a los pilotos de los EEUU, la OTAN y otras naciones aliadas para situaciones reales de combate.

Los F-16 tenían inicialmente programada su vuelva a finales de la próxima semana.

Ambas Coreas se han visto envueltas en un grave episodio de tensión militar desde el jueves, día en que Norte y Sur intercambiaron disparos de artillería en la frontera.

Tras el suceso, Pyongyang lanzó varias amenazas de ataque a Seúl, y ambas partes mantienen preparadas sus tropas y equipos militares para un posible combate.

Por su parte, los Gobiernos de Seúl y Washington están estudiando la posibilidad de desplegar un submarino con armas nucleares en Corea del Sur, informó este lunes Yonhap.

082415-nor-corea-2

El portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl, Kim Min-seok, reveló que “Corea del Sur y los EEUU están revisando el calendario para el despliegue de activos militares estratégicos estadounidenses” en territorio surcoreano.

Estos activos incluirían un submarino de propulsión nuclear actualmente destinado en Yokosuka (Japón) y el avión B-52 Stratofortress, un bombardero estratégico subsónico de largo alcance equipado con potentes bombas antibúnker, según fuentes citadas por esa agencia.

Se teme que el posible despliegue en Corea del Sur de un submarino estadounidense con capacidad nuclear desate las iras del régimen de Kim Jong-un que considera este tipo de acciones una amenaza directa a su seguridad, lo que supondría un nuevo obstáculo para las conversaciones bilaterales de paz.

En plena tensión, altos funcionarios de ambos gobiernos llevaron a cabo conversaciones durante el fin de semana en la aldea de la tregua de Panmunjom para tratar de buscar una solución a la crisis.

Norte y Sur permanecen técnicamente enfrentados desde la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo.