Coca Cola y Mined promueven bienestar de niñez salvadoreña

0
788

El Ministerio de Educación lanzó la edición 2016 del programa “Hora de Moverse”, iniciativa que capacita a docentes para que los estudiantes realicen actividad física al menos 60 minutos al día. El programa está construido bajo la modalidad “formador de formadores”, con el objetivo que los docentes capacitados transfieran los conocimientos a lo interno de sus centros educativos. El programa se implementa gracias a la alianza con la empresa privada.

Desde 2008, 270 escuelas, más de 195 mil estudiantes y 511 docentes capacitados se han beneficiado de los programas Apúntate a Jugar y Hora de Moverse. “Como parte de nuestros programas de responsabilidad social empresarial, en el Sistema Coca-Cola reafirmamos nuestro compromiso de contribuir a mejorar el bienestar de la niñez salvadoreña, a través de la capacitación de los docentes y la donación de kits de implementos deportivos.

Desde 2008, hemos apoyado los programas Apúntate a Jugar y Hora de Moverse buscando generar un efecto multiplicador en los docentes”, señaló Gustavo Guillén, representante del programa “Hora de Moverse”.

El programa fue desarrollado por la Universidad de Carolina del Sur de Estados Unidos y está estructurado en 4 componentes que contribuyen a la meta de alcanzar los 60 minutos diarios recomendados de actividad física: 1. Actividad física intensificada: mejorar y aumentar la actividad realizada durante la clase de educación física. 2. Descansos activos: gestionar y organizar uno o varios recesos en el período de tiempo que los estudiantes estan en el centro educativo, para que realicen actividad física sistemática en éstos periodos. 3. Integración actividad física-enseñanza : integrar la actividad física en las lecciones académicas. 4. Educación sobre nutrición e hidratación: promover en los estudiantes una alimentación balanceada y una hidratación adecuada.

La actividad fisica sistematica y continua trae muchos veneficios en el desarrollo y vida de los niños, niñas y jóvenes, fundamentalmente en la salud preventiva, evitando enfermedades derivadas de la obesidad o sobre peso, además la ejercitación física continua brinda condiciones positivas de disposición al organismo para realizar tareas y actividades de la vida cotidiana, mejorando la calidad de vida a lo largo de toda la vida de las personas que se ejercitan moderada, sistemática y continuamente.