Bélgica sabía desde 2015 que los yihadistas preparaban un atentado contra el aeropuerto de Zaventem

0
707
Tributo floral en memoria de las víctimas en Zaventem.

Nueva y clamorosa metedura de pata de la policía belga. Ahora ha trascendido que las autoridades griegas informaron a las de Bélgica de los resultados del registro que en enero de 2015 realizaron en el apartamento en Atenas del belga Abdelhamid Abaaoud, considerado el cerebro de los atentados de París de noviembre pasado en los que murieron 129 personas, y donde hallaron planos y croquis del aeropuerto de Zaventem.

Según la televisión griega ERT, Atenas envió los mapas de Abaaoud a Bruselas inmediatamente, por lo que las fuerzas belgas sabían ya desde 2015 que los yihadistas pretendían atentar contra el aeropuerto de Zaventem.

La fiscalía belga, por su parte, ha confirmado la detención de otras tres personas relacionadas con los ataques contra el aeropuerto y una estación de metro de Bruselas. Se trata de Yassine A., Mohamed B. y Aboubaker O., arrestados todos ellos en las redadas llevadas a cabo el jueves pasado en Bruselas y Amberes.

Pero este no fue el único tropezón que ha tenido que encajar la policía de Bruselas. Fayçal Cheffou, el periodista detenido como sospechoso de ser el “hombre del sombrero” -el tipo al que captaron las cámaras de seguridad del aeropuerto de Zaventem junto a los otros dos yihadistas y que dejó en el hall de facturación una bolsa cargada de explosivos que no llegaron a detonar- fue puesto esta mañana en libertad.

Siguen pesando sobre él, casi por pura formalidad, todos los cargos de lo que estaba acusado inicialmente: participación en actividad terrorista, homicidio y tentativo de homicidio terrorista. Pero los magistrados no han podido encontrar pruebas que apoyen el testimonio del taxista que llevó al comando terrorista al aeropuerto y que sostenía que uno de los tres sujetos que se subieron a su coche era Cheffou. Por ese motivo, ayer decretaron su puesta en libertad.

La liberación de Cheffou ha reactivado la caza por parte de las fuerzas de seguridad belgas del tercer terrorista, conocido popularmente como “el hombre del sombrero” y a quien la policía trata desesperadamente de poner nombre. La prueba es que ayer difundió un nuevo vídeo suyo, invitando a cualquiera que pueda tener información sobre su identidad a llamar a un número de teléfono gratuito.

 

 

 

 

EM España