Ataque israelí contra una escuela en Gaza deja 15 muertos

0
396

Gaza. El gobierno de Hamás afirmó el sábado que al menos 15 personas murieron tras un bombardeo israelí en una escuela de la ONU en Gaza donde se refugiaban miles de palestinos desplazados.

“La masacre de la escuela Al Fakhura perpetrada por el ocupante israelí esta mañana dejó 15 mártires y 70 heridos”, indicó el portavoz del ministerio de Salud del gobierno de Hamás, Ashraf al Qidreh.

Juliette Touma, directora de comunicación de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), confirmó a Reuters que la escuela gestionada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) había sido alcanzada.

Dijo que había niños entre las víctimas, pero que la UNRWA aún no había podido verificar el número exacto de muertos.

“Al menos un ataque alcanzó el patio de la escuela, donde había tiendas para familias desplazadas. Otro impacto se produjo en el interior de la escuela, donde las mujeres estaban horneando pan”, dijo Touma por teléfono.

Las imágenes de Reuters de las secuelas mostraban muebles rotos y otras pertenencias tiradas por el suelo, manchas de sangre y gente llorando.

“La gente estaba preparando el desayuno cuando, de repente, empezaron los bombardeos”, dijo un hombre en un vídeo obtenido por Reuters.

“Encontré a mis dos hijas, una de ellas fue martirizada y su cabeza fue alcanzada, la segunda fue herida en la pierna… la otra niña también fue herida con metralla”.

El Ministerio de Sanidad de Gaza declaró que otro ataque con misiles israelíes había matado a dos mujeres en la puerta del Hospital Infantil Nasser. Varias personas más resultaron heridas.

El ejército israelí no hizo comentarios inmediatos sobre ninguno de los dos incidentes.

El jueves, las fuerzas terrestres israelíes rodearon la ciudad de Gaza tras intensificar una campaña de bombardeos cuyo objetivo es acabar con Hamás, después de que el grupo militante matara a mil 400 personas y tomara como rehenes a más de 240 en un asalto el 7 de octubre en el sur de Israel.

Las autoridades sanitarias de Gaza declararon el sábado que más de 9.488 palestinos han muerto hasta ahora en el asalto israelí.

El mes pasado, Israel ordenó a todos los civiles que abandonaran el norte de la franja de Gaza, incluida la ciudad de Gaza, donde afirma que los militantes de Hamás se ocultan en túneles, y se dirigieran al sur del enclave.

Ha seguido bombardeando todo el enclave, afirmando que los militantes se esconden entre los civiles, y muchas personas se han quedado en el norte, donde dicen sentirse atrapadas.

El ejército dijo que permitiría a los palestinos viajar por una de las principales carreteras de la franja de Gaza, la carretera de Salah a-Din, el sábado entre las 13.00 y las 16.00 horas (11.00 GMT y 14.00 horas).

“Si te preocupas por ti y por tus seres queridos, presta atención a nuestra instrucción de dirigirte al sur”, señaló en un mensaje en árabe en las redes sociales.

El enviado especial de Estados Unidos, David Satterfield, dijo en Ammán que entre 800.000 y un millón de personas ya se han trasladado al sur de la Franja de Gaza, mientras que entre 350.000 y 400.000 permanecen en el norte de la ciudad de Gaza y sus alrededores.

Los palestinos buscaban entre los escombros supervivientes de un ataque aéreo israelí en la ciudad meridional de Jan Yunis.

“Estamos firmes en Gaza, aunque sólo quede un ciudadano, a partir de ahí el Estado empezará de nuevo”, dijo el palestino Harb Al-Barqy, de 65 años.

Blinken escucha demandas de alto el fuego

El primer ministro provisional de Líbano, Najib Mikati, hizo hincapié en la urgencia de un alto el fuego en Gaza cuando se reunió con Blinken en Ammán el sábado, según informó la agencia de noticias estatal libanesa.

Blinken, a su vez, hizo hincapié en sus esfuerzos por detener las operaciones militares por razones humanitarias y abordar la cuestión de los prisioneros.

El ejército israelí dijo que estaba atacando lo que describió como “una serie de objetivos terroristas de Hezbolá en Líbano” tras los disparos desde allí, parte de la mayor llamarada desde 2006.

El poderoso grupo libanés Hezbolá cuenta con el apoyo de Irán, al igual que Hamás. Su líder advirtió el viernes de que el conflicto podría extenderse si Israel seguía bombardeando Gaza.

El sábado, Blinken también tiene previsto reunirse en Ammán con los ministros de Asuntos Exteriores saudí, qatarí, emiratí y egipcio, así como con representantes palestinos, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores jordano.

Los dirigentes árabes insistirán en la “postura árabe que reclama un alto el fuego inmediato, la entrega de ayuda humanitaria y formas de poner fin al peligroso deterioro que amenaza la seguridad de la región”, declaró el ministerio en un comunicado.

Washington ha mantenido su firme apoyo militar y político a Israel, al tiempo que ha pedido a su aliado que tome medidas para evitar la muerte de civiles y hacer frente a la crisis humanitaria de Gaza.