Asamblea aprobó una nueva prórroga del régimen de excepción, la 28a

0
96

La Asamblea Legislativa, controlada de manera absoluta por el partido oficialista Nuevas Ideas, aprobó el martes la 28a prórroga del régimen de excepción, vigente desde marzo de 2022 y que despoja a la ciudadanía salvadoreña de varios de sus derechos constitucionales.

La prórroga es efectiva desde el 10 de julio y se aprobó con los votos de 57 de los 60 diputados del Congreso, sumando los del partido oficialista con los de sus aliados. La diputada del partido VAMOS votó en contra, mientras que los dos diputados de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) se abstuvieron.

En su petición el Gabinete de seguridad informó que en el gobierno del presidente Bukele ha acumulado 655 días días sin homicidios y que durante el régimen de excepción han capturado a más de 81,100 supuestos pandilleros, sin poder atrapar a los principales cabecillas de estas estructuras criminales, que han sido capturados en su mayoría en México y que se encuentran actualmente presen en los Estados Unidos de Norteamérica.

Según la información oficial, la mayoría de los detenidos permanecen en prisión sin una sentencia judicial en su contra. El gobierno reconoció hace mas de un años que tuvo que liberar a más de 7,000 detenidos por falta de pruebas y desde entonces no ofrece números de los demás errores cometidos en las capturas.

El estado de excepción vigente desde el 27 de marzo de 2022 y suspende derechos fundamentales como el de ser informado de los motivos de la detención o el de tener acceso a un abogado.

Bajo ese régimen, además, las fuerzas de seguridad pueden intervenir las telecomunicaciones sin orden judicial y se prolonga la detención sin audiencia judicial de 72 horas a 15 días, lo que en realidad se ha convertido a dos años.

En su petición, el gobierno de Bukele argumenta que en indispensable avanzar en las labores de inteligencia policial y militar para combatir a “las organizaciones criminales y cuyos remanentes continúan produciendo actividad delictiva, constituyéndose estos grupos en el enemigo y la más grave amenaza que el estado debe enfrentar”, lo que no ha logrado hacer en mas de dos años.

Organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos han denunciado reiteradas violaciones a los derechos fundamentales de las personas y han exigido la derogación del régimen de excepción.

La ONG Socorro Jurídico Humanitario reportó recientemente 305 muertes de personas detenidas durante el régimen de excepción. También dicen tener registros de más de 6.000 denuncias de capturas arbitrarias a personas inocentes.