Fitch Ratings baja a «CC» calificación soberana de El Salvador y advirtió que la situación de liquidez es “grave”

0
238

La calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings bajó el jueves la nota soberana de El Salvador a «CC» desde «CCC», destacando su frágil posición de liquidez, que podría debilitarse aún más con una anunciada oferta de recompra de bonos con vencimiento en 2023 y 2025.

A inicios de la semana, el gobierno salvadoreño lanzó la transacción por unos 360 millones de dólares que será financiada con recursos provenientes de los Derechos Especiales de Giro (DEG) asignados por el Fondo Monetario Internacional y un crédito con el Banco Centroamericano de Integración Económica, comprando una deuda con otra deuda.

«La situación de liquidez de El Salvador es grave», dijo Fitch en un reporte, en el cuál explica además que «las posiciones de liquidez fiscal y externa ajustadas de El Salvador y el acceso al mercado extremadamente restringido en medio de altas necesidades de financiamiento fiscal y un gran vencimiento de bonos externos de 800 millones de dólares en enero de 2023 hacen que el incumplimiento de algún tipo probable”.

Los vencimientos de ambos papeles suman unos 1,600 millones de dólares.

El Gobierno salvadoreño contrató como intermediario en esta operación al Deutsche Bank Securities.

A inicios de agosto, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo que “los inversionistas tienen dos opciones: vender con la compra anticipada que se lanzará o mantener hasta su vencimiento y El Salvador va a cumplir”.

Sostuvo que la “operación está totalmente enmarcada en las reglas del mercado, no violenta las cláusulas contractuales de nuestros bonos y además incrementa la confianza de nuestros inversionistas”.

A petición del Gobierno de Bukele, la Asamblea Legislativa habilitó el “uso de los derechos especiales de giro”, que se encuentra en el Banco Central de Reserva por 365 millones, y de un préstamo por 200 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica para la compra anticipada de los bonos.

La agencia calificadora Moodys redujo a inicios de mayo la nota de El Salvador de emisor en moneda extranjera a largo plazo ante la posibilidad de un impago de la deuda que el país debe amortizar en 2023 y 2025 y la falta de un “plan creíble” para enfrentar la situación.

La Casa Presidencial y el Ministerio de Hacienda no han realizado comentarios sobre el asunto.