Asamblea Legislativa aprueba quinta prorroga de estado de excepción

0
159

Los diputados oficialistas de la Asamblea Legislativa, a petición del presidente Nayib Bukele, aprobaron el martes una quinta prorroga al régimen de excepción, bajo el argumento de continuar con el combate a las pandillas.

“Hemos impactado fuertemente a las estructuras terroristas, estamos finalizando la cuarta prórroga y hemos sido testigos de cómo los salvadoreños lograron disfrutar de las vacaciones más seguras de la historia”, dijo el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, al presentar la solicitud de prórroga por un quinto período.

El funcionario reconoció que hace falta trabajo que hacer en el tema de seguridad y prometió que harán todo lo necesario “para garantizar a la población honrada que todos estos 50.000 terroristas y los que faltan, no vuelvan a salir a la calle”.

La prorroga se aprobó con los votos de 66 diputados oficialistas y sus aliados.

El régimen se extendió por última vez el 19 de julio y entró en vigencia dos días después.

En lo que va del régimen de excepción las autoridades han capturado unas 50,000 personas, en su mayoría acusadas de formar parte de estructuras criminales o colaborar con las pandillas.

En tanto, organizaciones defensoras de los derechos humanos denunciaron reiteradas irregularidades, entre ellas, detenciones arbitrarias y violaciones al debido proceso.

Mientras, la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (Aeas), reconoció que el sector del transporte público se ha beneficiado enormemente y “las extorsiones de pandilleros al transporte han disminuido el 95%. Este es un respiro”, dijeron.

Según la Constitución de la República, el plazo de suspensión de las garantías constitucionales no excederá el periodo de 30 días. Transcurrido ese plazo podrá prolongarse, por igual lapso y mediante nuevo decreto, en el caso de que continúen las circunstancias que lo motivaron. De lo contrario, se restablecerán por completo las garantías suspendidas.

En marzo el Congreso salvadoreño también aprobó algunas reformas al Código Penal para convertir en delito ser parte de una pandilla, lo que puede sancionarse con una pena de 20 a 40 años de prisión. Los cabecillas, en tanto, pueden recibir condenas de 40 a 45 años.

En los delitos relacionados con el rimen organizado, que incluye a las pandillas, se aplican 20 años de prisión a adolescentes mayores de 16 años y hasta 10 años a los mayores de 12.