Al oído de Bukele: Menores de 12 años no deben usar celular sin control de los padres

0
214

Por Eduardo Vázquez Becker

España nos está dando un ejemplo de cómo se pueden rescatar los valores fundamentales de la familia y evitar que los hijos sean presa de las distintas formas de delincuencia que abaten al mundo entero.

La decisión de un juez español, de redactar junto a su esposa un contrato para que su hija de 12 años haga un buen uso del móvil, es una idea excelente.

El texto, publicado en redes sociales, deja muy claro, en diferentes puntos, cómo debe utilizar la niña el móvil.

El primer punto se lo deja claro a la niña: “El teléfono no es tuyo, es de papá y de mamá, que son quienes lo compran y pagan Internet”. por tanto, en cualquier momento, podemos pedirte el teléfono y ver lo que hay en cualquier aplicación y tenemos que conocer las contraseñas”, indica el contrato. Incluso la instalación de aplicaciones de redes sociales sólo podrá realizarse “previa autorización nuestra” y “en su caso con las decisiones que fijemos entre las que podrán estar, el uso compartido de la cuenta”.

Además, el juez pone límites también para los momentos del día en los que la niña podrá utilizarlo. “Su uso se limitará a las horas acordadas”, señala el texto.

“No puedes reenviar a otros amigos mensajes que te lleguen y que sean ofensivos para otros niños o de mal gusto o que se vea a gente siendo lastimada, siempre y en todo caso si recibes algunos de estos mensajes tienes que decírnoslo”, añade el contrato.

Entre las normas de uso destacan: el móvil no se lleva al colegio, a la escuela o al lugar que sea donde se esté estudiando. No s debe utilizar en la mesa mientras se desayuna, come o cena y, además, el teléfono queda fuera de la habitación por la noche, ya que “para despertarse” puede usar “un despertador”.

El contrato establece qué pasa si la niña o los niños no cumplen estas normas, pues simplemente que se queda sin teléfono de forma “temporal”. y que la reiteración en el incumplimiento de la prohibición supondrá la pérdida definitiva del teléfono.

Locura o no, si el presidente Bukele tomara el ejemplo de ese juez español y su esposa y decretara restricciones para el uso de los celulares, pensadas para menores de 10 a 17 años, una franja de edad muy vulnerable, estamos seguros que nuestro país tendría una de las tasas más bajas de adolescentes adictos a la red que suelen terminar organizados en pandillas

Para remediar el mal uso de los móviles entre menores, las autoridades de educación limitarían en los planteles educativos la tenencia de cualquier clase de móvil a menores de hasta 17 años en horas clase.

Así mismo, las autoridades policiales estarían facultadas para decomisar el móvil cuando este esté siendo utilizado “visiblemente” por un menor que se encuentre en el rango de edad mencionado.

En España hay una plataforma la webapp de Atresmedia, que ha puesto desde comienzos de año un modelo de acuerdo entre padres e hijos para decidir cuándo comprar el primer teléfono móvil o ‘tablet’, que ayuda a los padres a ponerse de acuerdo con tus hijos antes de comprar un móvil. Solo es cosa de adecuarlo a las necesidades de nuestro país.

Este acuerdo contiene diez puntos destinados a señalar pautas responsables para el uso de los dispositivos tecnológicos. De esa manera los padres volverán a platicar con sus hijos, a comer con sus hijos, a saber quiénes son sus hijos y a conocer qué están haciendo sus hijos; es decir, recobrarán mediante un acuerdo especial a su familia.