Real Madrid y Liverpool se verán las caras en Paris el 28 de mayo

0
162

El Real Madrid ya está en la final de la Champions gracias a dos goles de Rodrigo que hicieron el milagro en los minutos finales para forzar la prórroga y uno de Benzema en el tiempo extra para tumbar al Manchester City (3-1). 

El Bernabeu alimentó su mística con otra noche de leyenda con un milagro aún si cabe más difícil de creer que los vistos ante el PSG y el Chelsea y que se tragó al Manchester City de Guardiola, estrellado otra vez en su reto por ahora imposible de la Champions.

El Madrid consiguió llevar el partido a la prórroga con dos goles de Rodrygo en el 90 y el 91 cuando estaba eliminado y parecía sin recursos, una prueba de la formidable capacidad agonística de un equipo con una ilimitada capacidad para el sufrimiento. En la prórroga resolvió con un gol de penalti de Benzema. Nada que no se haya visto. En el Bernabeu. Quizás en ningún otro sitio.