Científicos aseguran que el virus NeoCov no se ha detectado en humanos

0
391

Revista científica ‘BioRxiv’U.- (EP)- Un nuevo término ha aparecido en la lista de amenazas biológicas del planeta, justo cuando están a punto de cumplirse los dos años de la pandemia por el covid. La revista científica ‘BioRxiv’ ha publicado un estudio con la colaboración del laboratorio de Wuhan (China) en el que expone de una nueva cepa de coronavirus procedente de los murciélagos y que plantea un riesgo potencial. Pero parece que no hay motivo para la alarma. Hay cierto consenso científico en que es un virus que no se ha detectado en humanos y cuya existencia ya era conocida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), de momento se ha limitado a tomar nota y ha recordado que una de sus funciones es “monitorizar” la amenaza de virus emergentes que tengan su origen en animales

Se le conoce como NeoCov, y es más similar al MERS (Síndrome Respiratorio del Oriente Medio, apareció entre 2012 y 2014) que al que tiene sometido actualmente al planeta, el SARS-Cov-2. La mortalidad debida al MERS fue mucho más alta que en la pandemia actual de covid. En cambio, su capacidad de trasmisión era muy inferior. De hecho, ya no se detectan casos.

En el estudio en cuestión, se asegura que el NeoCov tiene capacidad de emplear la enzima del SARS-Cov-2 de manera más eficaz para infectar células humanas. Así, superaría al covid en mortalidad y con una mayor capacidad de contagio. No es nuevo

Pero hay un aspecto que ha hecho rebajar la alerta. El NeoCov tiene un receptor ACE diferente al de los humanos, lo que hace casi imposible el salto de una especie a otra. El NeoCov tampoco es nuevo, y fue identificado en murciélagos de Sudáfrica cuando se investigaba un remedio para el MERS. Todo apunta que el NeoCov ha estado en los murciélagos durante milenios.