La reina Isabel II despoja al príncipe Andrés de sus títulos militares y dignidad real

0
304

Servicios Especiales.- En una decisión que podría ser el inicio del fin de la monarquía inglesa, la reina Isabel II despojó al príncipe Andrés de sus títulos militares y dignad real. La reina tomó la resolución después de realizar una reunión “exprés” con sus otros hijos Carlos y Guillermo.

El Palacio de Buckingham anunció este jueves que los títulos militares y los tratamientos reales del príncipe Andrés fueron devueltos a su madre, la reina Isabel II. En un comunicado, la Casa Real británica también informó que ya no recibirá el tratamiento de “Su Alteza Real” y “llevará a cabo la defensa de su caso como un ciudadano privado”. El príncipe Andrés se enfrenta a un caso de supuestos abusos sexuales a una menor de edad.

Los argumentos del duque de Cambridge fueron determinantes para que la soberana se diera cuenta de la gravedad del asunto y quitara las distinciones castrenses a su tercer hijo

Un día después de que Isabel II decidiera despojar a su hijo, el príncipe Andrés, de sus títulos militares, de su dignidad de Alteza Real y de sus patronatos reales, tras hacerse público que la justicia había rechazado archivar la denuncia contra el duque de York por supuestos abusos, la prensa británica ha desveló cómo se fraguó esta drástica decisión y quiénes asesoraron a la soberana. Dada la gravedad del asunto, la Reina se reunió en el Castillo de Windsor, donde reside en la actualidad, en una cumbre exprés y de emergencia con el núcleo duro de la Familia Real, es decir el príncipe Carlos y su hijo, el príncipe Guillermo, el heredero y el segundo en la línea de sucesión al trono, respectivamente. Tras arduas conversaciones y discusiones dentro de la Casa Real finalmente las opiniones de Carlos de Inglaterra y su hijo mayor fueron las que prevalecieron y fueron determinantes para que el miércoles la Reina tomase su decisión

Después de la decisión de la reina Isabel y con la amenaza del juicio penal en el horizonte, se da ya por imposible que el duque de York  regrese a la vida pública, de la que se retiró hace dos años tras conceder una entrevista en televisión en la que intentó, sin éxito, aclarar su relación con Jeffrey Epstein. Desde hace unos días eran muchas las voces, especialmente de las Fuerzas Armadas, que pedían que el príncipe renunciara a sus títulos ya que sus asuntos judiciales podrían dañar la reputación de los regimientos y antes de que fuera su madre la que se viese obligada a quitárselos, como así ha sucedido finalmente. El príncipe Andrés estuvo durante más de dos décadas al servicio de la Marina británica y fue calificado como ‘héroe de las Malvinas’ por su participación en el conflicto que enfrentó a su país con Argentina