Bonos de El Salvador caen al nivel más bajo de la historia con el plan de bonos bitcóin presentado por Bukele

0
162

Los planes para la emisión de bonos respaldados por bitcóin de US$1.000 millones en El Salvador enviaron los bonos denominados en dólares de la nación a un mínimo histórico.

El lunes, las notas denominadas en dólares de El Salvador con vencimiento en 2050 caían 2,2 centavos a 64,4 centavos por dólar estadounidense, el nivel más bajo de la historia. La deuda del país centroamericano se encontraba entre las de peor desempeño del mundo, en tanto que los inversionistas consideraban si el plan del presidente Nayib Bukele de vender bonos soberanos respaldados por bitcóin cerraría la puerta a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El progreso de El Salvador con el FMI se deterioró desde mayo, cuando el partido de Bukele (Nuevas Ideas) se hizo cargo de la Asamblea y despidió a cinco jueces superiores y al fiscal general. Sus políticas, incluida la adopción del bitcóin como moneda de curso legal, han sido criticadas repetidamente por el banco multilateral.

“Este anuncio consolida el camino de ‘cualquier cosa menos el FMI’”, dijo Nathalie Marshik, directora general de Stifel Nicolaus & Co. Los bonos caen “a medida que el mercado reevalúa un posible valor de recuperación más bajo debido a la imprevisibilidad de las políticas”.

La deuda de la nación se negocia en territorio en dificultades, en tanto que los inversionistas ahora exigen 1.168 puntos base de rendimiento adicional para mantener los bonos en dólares de El Salvador sobre los bonos del Tesoro de EE.UU., según datos de JPMorgan Chase & Co. Si bien el plan para vender nuevos bonos tokenizados podría ofrecer al Gobierno un respiro, también aumenta la incertidumbre y los potenciales riesgos.

Para Siobhan Morden, jefa de estrategia de renta fija para América Latina de Amherst Pierpont Securities, el anuncio de los bonos respaldados por bitcóin es una señal de que la nación está duplicando su propio financiamiento y crecimiento.

“La financiación innovadora no es en sí misma una solución”, escribió el lunes en una nota.

El próximo gran pago de la nación a los acreedores externos no vence hasta enero de 2023. Los US$1.000 millones en bonos tokenizados podrían darle al Gobierno un respiro, a medida que las conversaciones con el FMI para un préstamo de US$1.300 millones se degradaron a una revisión anual del Artículo IV que concluyó antes de que se anunciara la venta de bonos el 20 de noviembre, según dijo el banco.

“Dada la alta volatilidad de los precios deL bitcóin, su uso como moneda de curso legal implica riesgos significativos para la protección del consumidor, la integridad y la estabilidad financiera”, dice el comunicado del FMI sobre la Misión del Artículo IV de 2021.

Se espera que el bono de bitcóin tokenizado propuesto a 10 años pague un 6,5% anual, con un dividendo adicional del 50% de cualquier ganancia de bitcóin una vez que El Salvador haya recuperado su inversión original, indicó el director de estrategia de Blockstream Corp., Sansón Mow, quien anunció el plan en el escenario con Bukele durante una conferencia de bitcóin. Esos dividendos se pagarán en dólares o en la criptomoneda tether, una llamada moneda estable destinada a ser un referente del dólar, dijo.

Tan pronto como exista una legislación que permita el nuevo bono, la nación publicará un prospecto, señaló Mow. Por ahora, el mayor desafío es lo poco que se sabe.

Para los entusiastas del bitcóin, esta podría ser una apuesta más reacia al riesgo, dijo Carlos de Sousa, gestor de carteras de Vontobel Asset Management en Zúrich. El dividendo de 50% que el bono planea pagar si el precio de la criptomoneda aumenta, podría parecer atractivo si los inversionistas no son penalizados cuando el bitcóin se debilite, pero es demasiado pronto para saberlo sin un prospecto, señaló.

Con información de Bloomberg