Expertos de Estados Unidos se pronuncian a favor vacunar con Pfizer-BioNTech a menores de 5 a 11 años

0
181

Agencias.- La vacuna podría ya estar disponible la próxima semana para este grupo de edad. La Administración de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no tiene la obligación de seguir la recomendación del comité de expertos, pero suele hacerlo. Si la FDA aprueba la vacuna para los menores de 5 a 11 años, unos 28 millones de niños podrán ser elegibles a la vacunación contra el Covid-19.

En Estados Unidos, se allana el camino hacia la vacunación de los niños de 5 a 11 años. Este martes, un panel de expertos compuesto por científicos independientes (inmunólogos, expertos en enfermedades infecciosas, pediatras, etc.), se pronunció a favor de la autorización de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el Covid-19, para los menores de este grupo de edad.

Antes de dar luz verde a la directiva, los expertos revisaron los datos presentados por Pfizer y las autoridades sanitarias. Al cabo de una jornada de debates retransmitidos en línea, sus miembros estimaron con 17 votos a favor y una abstención, que los beneficios de la vacuna para los niños superan los riesgos.

Aunque los niños que se enferman gravemente o mueren a causa del Covid-19 son relativamente pocos en comparación con los adultos, algunos desarrollan complicaciones y las infecciones en este grupo han aumentado debido a la variante Delta del coronavirus, que se transmite más fácilmente. Los datos de la Academia Americana de Pediatría muestran que más de 500 niños estadounidenses han muerto a causa del Covid-19.

En apoyo a su solicitud, Pfizer presentó los resultados de un ensayo clínico que demostró una eficacia del 90,7% de la vacuna en la prevención de las formas sintomáticas de la enfermedad.

“La vacunación ayudará a garantizar el aprendizaje presencial” en la escuela, que es “crucial para el desarrollo de los niños”, argumentó William Gruber, responsable de Pfizer. Además, los niños “desempeñan un papel importante en la transmisión” del virus en la población general, añadió.

Debate sobre los casos de miocarditis, una afección cardíaca

El principal punto de debate se dio en torno al riesgo de miocarditis causado por la vacuna. Esta inflamación del músculo cardíaco es un efecto secundario que se ha detectado sobre todo en adolescentes y adultos jóvenes (principalmente varones) después de ser vacunados con Pfizer o Moderna. 

Las autoridades sanitarias han confirmado unos 880 casos de los cuales unos 830 han requerido una hospitalización. Desde entonces, unos 790 han regresado a sus casas y no se ha registrado ninguna muerte.

Entre el total de 3.000 niños vacunados durante los ensayos clínicos de Pfizer, no se detectó ningún caso de miocarditis. Los expertos creen que este efecto secundario debería ser aún más excepcional en los niños pequeños, ya que puede estar relacionado con los niveles de testosterona. Sin embargo, esto no significa que el riesgo esté ausente. 

Pero pese a ello, el análisis de la FDA predijo que el número de “problemas clínicamente significativos” relacionados con el Covid-19 y evitados por la vacuna “superaría los casos de miocarditis”.

El experto en vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia, Paul Offit, expresó, por su parte, sus reservas.

“Creo que para mí, siempre es estresante que se nos pida adoptar una decisión para millones de niños basada en estudios hechos únicamente sobre unos pocos miles de menores”, apuntó.

Dosis más bajas para los niños

Pero Offit se mostró también más sereno porque la dosis para los niños será inferior: diez microgramos por inyección en lugar de treinta para los grupos de mayor edad. Sin embargo, muchos expertos consideran que la cuestión queda difícil de resolver y subrayan la necesidad de controlar los datos después de que comience la campaña de vacunación.

Una vez el visto bueno otorgado por la FDA, un grupo de expertos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se reunirá los días 2 y 3 de noviembre para debatir el asunto. La agencia federal publicará entonces sus recomendaciones para los profesionales sanitarios que administrarán las dosis. Al igual que en el caso de los adultos y los adolescentes, la vacuna requiere dos inyecciones, con un intervalo de tres semanas. 

La Casa Blanca ha dicho que está preparada para enviar millones de dosis a todos los rincones del país. Los niños podrán ser vacunados en los consultorios de los pediatras, en las farmacias y en algunos colegios.

No obstante, faltaría todavía convencer a los padres. Según na encuesta de la Kaiser Family Foundation realizada a finales de septiembre, alrededor de un tercio entre ellos declaró que vacunaría a sus hijos lo antes posible, otro tercio dijo que esperaría antes de tomar una decisión y una cuarta parte afirmó que no los vacunaría.

En el mundo, sólo otros pocos países, como China, Cuba y los Emiratos Árabes Unidos, han autorizado hasta ahora las vacunas Covid-19 para los niños de este grupo de edad.