Estados Unidos busca rescatar a 17 misioneros secuestrados por pandillas en Haití

0
177

Estados Unidos y altos funcionarios de Haití trabajan juntos desde este lunes 18 de octubre para liberar a 17 misioneros estadounidenses y otro canadiense secuestrados aparentemente por pandilleros de un grupo criminal conocido como los 400 Nwaza. Los religiosos fueron secuestrados el fin de semana en el país caribeño Los 16 estadounidenses y el canadiense fueron apresados ​​durante un viaje para visitar un orfanato.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, informó este lunes que el presidente Joe Biden recibe “actualizaciones periódicas” sobre los esfuerzos del Departamento de Estado y el FBI para asegurar la liberación del grupo. Psaki anunció además que la Embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe también apoya a las autoridades locales y brinda asistencia a las familias de las víctimas. No proporcionó detalles sobre la identidad de los secuestrados por precauciones de privacidad.

Las autoridades haitianas afirmaron el domingo que buscaron negociar con el segundo al mando de 400 Mowaza, Joly “Yonyon” Germine, quien está en la cárcel. El presunto líder de la pandilla, Wilson Joseph, es buscado por la policía por una larga lista de cargos, que incluyen asesinato y secuestro.

Para los Estados Unidos el bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de las más altas prioridades del Departamento de Estado (…) Hemos estado en contacto regular con las principales autoridades haitianas y continuaremos trabajando con ellas y los socios interinstitucionales”, aseguró un portavoz de la agencia en un comunicado.

Haiti tiene la tasa de secuestro per cápita más alta del mundo. Los raptos registrados en lo que va de año se han multiplicado por seis con respecto al mismo período de 2020. Los delincuentes han atrapado a médicos en su camino al trabajo, predicadores que pronuncian sermones, autobuses llenos de personas en tránsito, incluso policías en patrulla. Puerto Príncipe registra más secuestros que Bogotá, Ciudad de México y São Paulo, ciudades mucho más grandes, según la consultora Control Risks.