Agentes fronterizos a caballo desalojan a migrantes haitianos que ocupaban puente de la frontera con México

0
517

El secretario de seguridad nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, anunció este viernes que ya no quedan inmigrantes haitianos  en el campamento improvisado desde hace semanas bajo un puente de la frontera con México.

“Ya no hay migrantes en el campamento debajo del puente (de la localidad) de Del Río”, aseguró Mayorkas en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, en la que confirmó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha organizado hasta la fecha 17 vuelos de expulsión con destino a Haití, en los que fueron trasladadas unas 2.000 personas.

Del Río es la ciudad de Texas en la frontera con México a la que llegaron este mes miles de migrantes, en su mayoría haitianos, que se concentraron en un campamento instalado debajo de un puente fronterizo.

Según el secretario de Seguridad Nacional, cerca de 30.000 personas fueron retenidas en Del Río desde el 9 de septiembre, llegando a haber hasta 15.000 en una sola jornada.

Se trató de una llegada masiva “sin precedentes” a un solo punto de la frontera en cuestión de pocos días, dijo.

El secretario, que tiene a cargo la protección de las fronteras y el sistema de inmigración estadounidense, confirmó que 8.000 de estos migrantes decidieron volver “de manera voluntaria” a México y unos 5.000 ya han sido procesados para determinar si son expulsados o afrontarán un proceso de deportación.

Además, 12.400 migrantes podrán someter su caso ante un juez de inmigración para determinar si se les permite permanecer en Estados Unidos.

Mayorkas sentenció, sin embargo, que los migrantes que ingresen de forma irregular seguirán siendo expulsados al amparo del Título 42, una polémica norma que permite las expulsiones inmediatas de indocumentados con la excusa de la salud pública, en este caso por la pandemia de covid-19.

También aludió a las imágenes en las que agentes de la Patrulla Fronteriza a caballo hostigan a migrantes y confirmó que han iniciado una investigación.

“El Departamento no tolera ningún maltrato a ningún migrante y no tolerará ninguna violación de sus valores, principios y ética”, afirmó Mayorkas. EFE