ONU dice que gobierno debe poner fin de inmediato a los procesos contra Enrique Rais

0
246

Por Eduardo Vázquez Bécker.-Diariolatino.net. Poco después de conocerse la resolución de la Cámara de lo Penal, en la que se decide que sea el Juez Segundo de Instrucción de Santa Tecla, quien siga conociendo el controvertido caso corruptela, fabricado y montado y por el ex fiscal Douglas Meléndez, la Corte Suprema de Justicia decidió remover, sin ofrecer detalles ni explicaciones, al titular de dicho tribunal y nombrar uno provisional.

La decisión de la CSJ de cambiar al juez segundo de instrucción de Santa Tecla, se da en forma paralela con otros eventos judiciales de importante trascendencia tales como la publicación, por parte de la cancillería la república, del Dictamen emitido por el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, en el que decretó que las órdenes de detención emitidas por las autoridades judiciales de El Salvador y la persecución penal promovida por la Fiscalía General de la República (FGR) en contra del empresario Enrique Rais, son arbitrarias por violentar disposiciones contenidas en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la que se pide al gobierno salvadoreño que adopte las medidas necesarias para remediar la situación del Sr. Rais sin dilación alguna, poniendo fin de inmediato al proceso en su contra.

Otro evento importante ha sido la presentación ante el juzgado 7o de instrucción de San Salvador, del dictamen acusatorio contra cuatro fiscales y dos empleados administrativos del ministerio público a quienes se responsabiliza como cómplices necesarios en en el denominado caso Rais-Martínez.

Los cuatro fiscales y los dos empleados de la FGR contra los que se presentó dictamen acusatorio y que están siendo procesados en el caso corruptela, confesaron judicialmente haber mentido al declarar en sede fiscal sobre hechos que no les constaba y sobre los cuales el ex fiscal Douglas Meléndez “montó” el caso corruptela.

En su relato, ante la sede fiscal, la Procuraduría parala Defensa de los Derechos Humanos y anye el juzgado 7o de Paz. los fiscales Carolina Nochez, Yesenia de Ayala, Marta de Flores, Mauricio Aguilar Rivas, Giovanni Hernández y Damián Cabrera, aseguraron haber sido amenazados y torturados por órdenes del ex fiscal general, Douglas Meléndez, y por el ex jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), Jorge Cortez, para obligarla a aceptar el criterio de oportunidad para declarar situaciones que no le constaban en dicho caso.

“Tres fiscales sin ningún tipo de acompañamiento de mi defensor, sin advertencia de qué iba a hacer, me tuvieron encerrada en una salita de audiencias, (de la fiscalía) presionándome, diciéndome que ellos estaban listos ya para proceder contra mi libertad”, relató una de las fiscales.

La fiscal sostuvo que en una de las constantes jornadas de interrogatorios fue llevaba a una bodega de limpieza, fue llevada a un pequeño cuarto dentro de las instalaciones de la FGR y retenida ahí durante más de diez horas, resaltando que dicho cuarto estaba impregnado de insecticida debido a una fumigación reciente y que esto afectaba su respiración.

Por su parte, el abogado de los fiscales que hoy tienen calidad de imputados en el caso “Corruptela” subrayó que todos los vejámenes a los que fueron sometidos sus representados ocurrieron con el conocimiento del ex fiscal Douglas Meléndez, y de Jorge Cortés, por lo tanto considera que no están libres de responsabilidad.

El castillo de naipes, como se ha dado en llamar a los casos Rais-Martínez y Corruptela, ya se vino abajo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here