Dieciocho películas para aprender derecho constitucional

0
468
LP

El derecho constitucional en el cine es una publicación que nace del esfuerzo de una red de profesores en la Facultad de Derecho de A Coruña. Su meta es el intercambio de material didáctico basado en el cine y todas sus posibilidades.

Inspirados en este trabajo, seleccionamos algunas de las películas recomendadas por los abogados y abogados que forman parte de este conjunto. Las ordenamos como una lista sin un orden particular que aluda a la calidad de los filmes.

The people vs Larry Flynt, traducida simplemente como El escándalo de Larry Flyntnos lleva a la década de los setentas. Un millonario excéntrico interpretado por el gran Woody Harrelson decide crear una revista para adultos llamada Hustler y encuentra un éxito sorpresivo. Pero también procesos judiciales.

Flynt enfrenta a las leyes de la época contra la obscenidad y se vuelve, involuntariamente, en un símbolo de los derechos civiles y la libertad de expresión norteamericana. En el filme se ve involucrado en diferentes procesos que grafican esta idea como es la acusación por venta de pornografía y la querella por no revelar las fuentes de información que publicaba.

A nivel cinematográfico, estamos ante uno de los últimos trabajos del genial Milos Foreman y frente a la propuesta que catapultó a los guionistas Scott Alexander y Larry Karaszewski. Ellos se volverían especialistas en adaptar historias basadas en hechos reales y con tono legal, como es el caso de Big Eyes y American Crime Story.

Antes de convertirse en grandes nombres del cine español, Laia Marull y Luis Tosar protagonizaban Te doy mis ojos. Cinta que, más allá de la virtuosa dirección de Itziar Bollaín, sirve como herramienta de prevención de la violencia de género.

Sin perder su apreciación como cinta dramática, un legista puede analizar la aparición de la violencia y la construcción de la cultura de violencia que se práctica tanto en España como en el Perú.  Y siendo más estricto en su mirada profesional, puede analizar al varón y la mujer como sujetos titulares de derechos igualitarios.

No es la primera cinta que toca estos temas, pero Te doy mis ojos funciona como un ejemplo cercano a nuestra realidad.

3. El Origen

Recomendada por Leire Escajedo para entender la llamada libertad cognitiva y la protección de derechos fundamentales ante distintas formas de manipulación mental.

El Origen o Inception suele aparecer en muchos listados de recomendaciones, pero pocas veces ha sido vinculada al derecho. Muchos la ven como una trama sobre la extracción de información a través de los sueños protagonizada por un Leonardo DiCaprio antes de su merecido Oscar, pero un abogado puede encontrar aristas más complejas. Como la manipulación mental, la libertad cognitiva o la libre formación de la conciencia.

La sedación no consentida que se usa para invadir la mente en esta película de Christopher Nolan ya representa un problema legal, pero todo se complica cuando comienza el debate jurídico de lo que es el consciente o el subconsciente. Esa discusión llega a escaparse de la ley para ser científica e incluso religiosa.

Lo ilícito dentro de El Origen es evidente, pero la conversación evoca mucha creatividad. DiCaprio, como el misterioso Cobb, afecta la libertad e integridad moral de forma descarada, con un ingrediente de ciencia ficción que nos permite (irónicamente) soñar.

4. Frozen river

Recomendada por Marco Aparicio para entender la libertad de circulación y el establecimiento.

Muchos recordarán esta joyita del cine independiente y la habrán visto por primera vez en el canal I-sat, un sábado en la noche. Frozen river es un acercamiento a la migración, pero desde la perspectiva canadiense. Lejos de la típica conversación racista que suele tener el tema cuando los protagonistas son mexicanos.

La película de Courtney Hunt incorpora principalmente tres con dimensión
jurídica como las restricciones a la libre circulación y establecimiento de las personas inmigrantes. Así como el contexto de vida de quienes ocupan posiciones de mayor vulnerabilidad en contextos de desatención social. Todo mientras cuenta la historia de Ray Eddy, una mujer que vive junto a sus hijos en una caravana y es abandonada por su pareja, que se lleva los ahorros que tenian para legalizar su situación.

Resulta una lástima que Hunt no mantuviera el buen paso que fue su debut, ya que luego solo estuvo a cargo de la irregular The whole truth.

5. Mar adentro Recomendada por Juana Goizueta para entender el derecho a la vida, la eutanasia y el testamento vital.

Mientras los peruanos seguimos analizando el caso Ana Estrada, parece un buen momento para volver a visitar Mar adentro de Alejandro Amenábar. Ramón lleva treinta años en una silla de ruedas y quiere terminar con su vida de forma digna, llevando a un tema controversial.

El derecho a la vida y la integridad física/moral chocan al ver a Javier Bardem en esta interpretación tan sentida. La eutanasia que se conversa en el filme trae un debate jurídico, médico y moral en pantalla y en las noticias, como ha quedado comprobado.

Esta cinta española toca de forma diferente a todos sus espectadores. Pero a los abogados, los invita a reflexionar de una manera diferente, fortaleciendo la empatía sin dejar de observar las constituciones y códigos necesarios.

Como dato adicional, más cinematográfico que legal, los invito a revisar otra actuación de Bardem que ayudo a consolidarlo. Su sol en Sin lugar para los débiles es el extremo a lo que vemos aquí y el principal motivo para su internacionalización posterior.

6. De nens

Recomendada por Josu de Miguel Bárcena para entender el derecho a la libertad de información y derecho al secreto profesional.

Estamos ante un documental difícil de ver, ya que los protagonistas son acusados de pederastia. Y todos los personajes que conviven en un proceso legal de ese tipo, que vendrían a ser abogados, testigos y periodistas.

De nens defiende la postura de que que existe un amor posible y verdadero de los adultos hacia los niños, sin que necesariamente deba materializarse en un terreno sexual. De por si, tenemos un ángulo judicial en ese lado, pero el abogado Bárcena propone enfatizar el rol de la prensa.

El uso de la palabra «presunto» y el secreto profesional de un comunicador es un punto clave del filme, aunque no necesariamente fundamental. De todas formas, los que se animen a verlo podrán realizar sus propias interpretaciones jurídicas.

Recomendada por Miren Gorrotxategi para entender la libertad de prensa frente al abuso del poder

Estamos ante un documental difícil de ver, ya que los protagonistas son acusados de pederastia. Y todos los personajes que conviven en un proceso legal de ese tipo, que vendrían a ser abogados, testigos y periodistas.

De nens defiende la postura de que que existe un amor posible y verdadero de los adultos hacia los niños, sin que necesariamente deba materializarse en un terreno sexual. De por si, tenemos un ángulo judicial en ese lado, pero el abogado Bárcena propone enfatizar el rol de la prensa.

El uso de la palabra «presunto» y el secreto profesional de un comunicador es un punto clave del filme, aunque no necesariamente fundamental. De todas formas, los que se animen a verlo podrán realizar sus propias interpretaciones jurídicas.

7. Buenas noches y buena suerte 

Recomendada por Miren Gorrotxategi para entender la libertad de prensa frente al abuso del poder

Buenas noches y buena suerte, segundo largometraje dirigido por George Clooney, es uno de los clásicos modernos que siempre se proyecta en clases de periodismo junto a Todos los hombres del presidente Spotlight. Sin embargo, la mirada jurídica existe al hablar sobre libertad de expresión y libertad de prensa.

Estamos ante otra propuesta basada en hechos reales, con la historia del periodista Edward Murrow y su enfrentamiento al senador Joseph McCarthy y el Comité de Actividades Antiamericanas. Para entender la complejidad de la circunstancia hay que revisar los libros de historia y ver el contexto. La guerra fría, «la caza de brujas» y el macartismo rodean el filme y entenderlo nos permite armar un mejor discurso.

Un abogado podrá sumergirse en una amplia conversación sobre la libertad de información y sus límites. Algunos de estos límites se derivan del respeto a los derechos de los demás, especialmente los derechos al honor, la intimidad o la propia imagen. Los legistas verán esta cinta y dirán si se respetan todos estos puntos.

8. Acción Civil

Recomendada por Guillermo Escobar para entender la garantía judicial del derecho al medio ambiente.

En 1998, John Travolta había resucitado su carrera gracias al impulso de Quentin Tarantino. Los grandes directores se volvían a fijar en él y ese fue el caso de Steven Zaillian, cuando lo contrata para protagonizar Acción Civil.

Basada en hechos reales, la película narra los desvelos de un abogado especializado en
derecho de daños, que busca defender la causa de un grupo de afectados por la contaminación del agua ocasionada por los residuos tóxicos. Queda bastante clara su razón para formar parte de esta lista.

En todo caso, aprovecho en recomendarles otros trabajos de Zaillian. Como guionista, nos regaló obras maestras como La Lista de Schindler y la reciente El Irlandés. Como director, hace poco brilló en HBO con The night of.

9. Michael Collins

Recomendada por Francisco Manuel García para entender el derecho a secesión o independencia.

Los años de la guerra de independencia anglo-irlandesa y de la posterior guerra civil irlandesa sirven de telón de fondo a esta película que narra la vida de Michael Collins, político y revolucionario irlandés. No confundir con el astronauta.

El respetado Liam Neeson da vida al protagonista de este relato que, desde la perspectiva jurídica, puede ser visto como una muestra de la legitimidad de la lucha armada para la consecución de fines políticos. La cinta es, además, una atractiva propuesta en lo que corresponde a la fidelidad histórica de un brillante guionista y director como Neil Jordan.

Si disfrutan este proyecto, es inevitable ver Los Borgias, serie de Jordan donde repasa otro periodo temporal, y La Viuda, una de las últimas cintas firmadas por el artista.

10. Candidata al poder

Recomendada por Francisco Manuel García para entender el sistema presidencialista.

Candidata al poder se centra en el proceso de designación de la protagonista, Laine Hanson, como vicepresidenta de Estados Unidos tras la muerte repentina del vicepresidente en ejercicio.

La trama no es extraordinaria, si me permiten tener una lapsus de honestidad pura. Lo que la hace sobresalir es su elenco liderado por Joan Allen en el rol principal y con un elenco secundario conformado por Gary OldmanJeff Bridges y Christian Slater.

11. 14 kilómetros

Recomendada por Sonia García Vásquez para entender el derecho a la extranjería

Una mezcla de ficción y documental que nos lleva a conocer otra faceta de África y España. 14 kilómetros le debe su nombre a la distancia geográfica que separa y, al
tiempo, une al continente olvidado del espacio europeo.

En términos jurídicos, tenemos una variedad de puntos que pueden conversarse gracias a este trabajo dirigido por Gerardo Olivares. Entre ellas, el derecho de extranjería, a la inmigración y al desarrollo.

Otros puntos claves que aparecen en la historia de Buba, Mukela y Violeta son los derechos humanos, el matrimonio forzado, la trata de personas y la corrupción de las autoridades.

12. Flores de otro mundo

Recomendada por Juana Goizueta para entender el derecho de extranjería y control de fronteras.

Los solteros del pequeño pueblo de Santa Eulalia organizan una fiesta a la que asisten casaderas. Mujeres y hombres comparten su lucha contra la soledad en este relato dirigido por Icíar Bollaín donde se tocan temas como la inmigración y extranjería.

 Flores de otro mundo se basa en el complicado mundo de las relaciones humanas y, en concreto, en el de las relaciones de afectividad. Como telón, tiene la regulación de los flujos migratorios, los matrimonios arreglados y la situación de la mujer inmigrante. Un ejercicio audiovisual que caído en el olvido, pero que es necesario rescatar como un gran momento del cine español.

13. El tren

Recomendada por Rafael Lasaga para entender la protección del patrimonio histórico y artístico en caso de guerra.

El tren no es la mejor película de John Frankenheimer, director que nos dio la inolvidable El embajador del miedo. Pero sigue siendo un ejercicio destacado de buen pulso en el que un coronel alemán carga un tren con tesoros de arte francés para ser enviados a Alemania. La Resistencia, liderada por un inspector francés, debe detener esos vagones sin dañar la carga.

Desde la perspectiva jurídica, podemos hablar sobre el saqueo discriminado en tiempo bélico. Una actividad cuestionada y proscrita legalmente en virtud de normas legales internacionales de manera decisiva tras la Segunda Guerra Mundial.

14. Ciudadano Kane

Recomendada por Ana Isabel Melado para entender el derecho de información y lalibertad.

¿Qué no se ha dicho sobre Ciudadano Kane? Para muchos, la mejor película de la historia. Para la gran mayoría, una obra maestra de Orson Wells, que dirigió y protagonizó esta pieza clave para entender el séptimo arte. Las reflexiones al respecto suelen ser periodísticas, pero la mirada sobre la libertad de prensa es inherente.

15. Cromwell

Recomendada por David Moya para entender el parlamentarismo.

Un filme histórico bastante convencional en su estructura, pero con el toque inglés en su desarrollo. Cromwell trata de retratar el carácter y la psicología de un personaje histórico polémico y complejo, Oliver Cromwell.

La película ejemplifica magníficamente las dificultades prácticas a las que se enfrentaba la emergencia del Parlamentarismo constitucional en la Inglaterra de mediados y finales del s. XVII. Una simpática clase de historia.

16. Camino a Guantánamo

Recomendada por Miguel Ángel Presno para entender el estado de derecho.

Camino a Guantánamo se  basa en la historia de cuatro amigos británicos que en septiembre de 2001 entraron en Afganistán y viajaron a Kandahar, Kabul y Kunduz. Allí fueron capturados por la Alianza del Norte, que combatía al régimen talibán.

En esta cinta, protagonizada por el hoy ya conocido Riz Ahmed, se muestra cómo se quiebra el estado de derecho cuando, con el argumento de combatir el terrorismo internacional, se somete a los “enemigos” del Estado a condiciones de detención cuestionables.

7. Testigo de cargo

Recomendado por Javier Tajadura para entender el derecho a la tutela judicial efectiva.

 No es sorpresa que Billy Wilder haya dirigido con tanta maestría Testigo de cargo, ya que casi se convierte en abogado. Pero fue el cine lo que finalmente marcó su vida y esta cinta es un ejemplo de sus virtudes.

Aquí conocemos a Sir Wilfrid Roberts, el más famoso abogado de Londres, cuya quebrantada salud le ha mantenido alejado de su bufete. Él acepta la defensa de un joven acusado del asesinato de una madura y acaudalada dama con la que mantenía relaciones amicales. Lo curioso es que la víctima había cambiado su testamento para beneficiar a su asesino.

Testigo de cargo muestra el desarrollo de un proceso penal y subraya la importancia en un proceso penal de los “testigos de cargo” que titulan el filme, cuyo testimonio puede ser determinante.

18. Doce hombres en pugna

Recomendada por Javier Tajadura para entender el derecho a la presunción de inocencia.

Terminamos con una obviedad.

Hablar de cine y derecho es hablar de Doce hombres en pugna. Y aquí prefiero el titulo original Twelve angry men, con el que Sidney Lumet enfatizaba lo visceral que es la riña a la que se someten los protagonistas. Incluso la traducción española, Doce hombres sin piedad, rescata ese aspecto.

Esta película desnuda a la institución norteamericana del jurado. Un guion soberbio y unas actuaciones de lujo nos ponen en medio de una de las mejores discusiones filmadas dentro del séptimo arte.

¿La presunción de inocencia puede superar a la terquedad y a una defensa negligente? Una respuesta que la audiencia podrá responder luego de ver esta formidable cinta de una de los mejores directores de la historia. Cineasta que se despidió de este mundo dejándonos una cinta fundamental y que recomiendo aquí de taquito: Antes que el diablo sepa que has muerto.