Qué hay detrás de las insólitas declaraciones de ex fiscal Luis Martínez

1
472

El ex Fiscal General de la República tiene sorprendido a todo el mundo. Tanto a sus amigos tanto como a sus enemigos.

Las insólitas declaraciones de Luis Martínez a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en las que reconoce haber recibido dinero del expresidente Mauricio Funes y del actual presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, no tienen precedente en el país.

Lo sorprendente del caso es que no se trata de declaraciones hechas al calor de las reacciones personales del ex funcionario sino a un cuidadoso texto con que respondió a las interrogantes de Probidad. Eso nos llevará a preguntarnos ¿qué razones o motivos han movido al ex funcionario a dar semejantes declaraciones?.

A la pregunta, “de dónde obtuvo los fondos con los que canceló las tarjetas de crédito de su esposa y de su hijo”, Martínez habría respondido:

“Los ingresos mediante los cuales se obtuvo los fondos que fueron manejados a través de dichas tarjetas fueron obtenidos por medio de mi persona y eran provenientes de ingresos que me fueron facilitados por medio de diferentes delegados de Casa Presidencial inicialmente dentro del período del expresidente Mauricio Funes y posteriormente durante la gestión del actual presidente Salvador Sánchez Cerén”.

Martínez agrega en su escrito que el dinero le fue entregado entre el período de diciembre de 2012 y diciembre de 2015, justo todo el período que fungió como Fiscal General de la República.

“Entre los diez mil hasta los veinte mil dólares, ya que cuando viajaba en misiones oficiales se me hacía entrega de una cantidad mayor a lo normal y me eran entregados por diferentes personeros de Casa Presidencial, que nunca identifiqué, de manera mensual”. Eso, más que una declaración, es una confesión de parte; inexplicable viniendo de  un ex Fiscal General de la República.

Las declaraciones y los argumentos de Luis Martínez casi son infantiles, pero serán, sin lugar a dudas, objeto de las más variadas interpretaciones aunque su condena mediática ya es evidente. Sin embargo, la cosa no para aquí.  Habrá que esperar lo que digan el ex presidente Mauricio Funes y el actual mandatario Salvador Sánchez Cerén.

Ambos saben  que engañaron a Martínez con sus promesas, inclusive de llevarlo a la silla presidencial, para no abrir  las urnas electorales que le dieron el triunfo a Sánchez Cerén.

De lo que ellos digan sabremos si además de estar frente a un ex funcionario que cometió actos censurables también lo estamos frente a un ex gobernante y a otro en pleno ejercicio, que han sabido utilizar la corrupción con instrumento de gobernabilidad.

Comments are closed.