La diplomacia activa de la embajadora Jean Manes

0
664

En los últimos treinta años, el país no había enfrentado una crisis como la que estamos experimentando en la actualidad.

Todos los índices de desarrollo o se mantienen o bajan pero nunca mejoran, la polarización política se acrecienta y lo que en determinado momento fue considerado como el instrumento de solución a los conflictos político, económicos y sociales se hace cada vez difícil.

Nos referimos a la institución del diálogo como mecanismo para acceder a soluciones de nación, sin condiciones ni exigencias personales que tienen entrampado al país y a punto de hacerlo caer en turbulencias insospechadas.

El diálogo permite la reflexión que potencia el uso de las preguntas; el diálogo es como el sabio que aporta luz al interlocutor, sin diálogo no hay caminos a seguir. Nuestra amiga, la embajadora estadounidense Jean Manes, en su particular forma de hacer diplomacia activa, lo ha dicho claramente: cerrarse al diálogo es negativo para todos, aquí en El Salvador, y en cualquier parte del mundo.

Ante la efervescencia a la que está llegando la situación del país y los riesgos a los que los políticos la están exponiendo por no buscar respuestas adecuadas a la crisis fiscal,  la embajadora Manes, ha hecho, desde su cuenta de Twitter, diversos llamados a la cordura y a la reflexión.  “la actual crisis fiscal que atraviesa El Salvador, está provocando daños innecesarios en la economía del país y, en situaciones como estas, no hay ganadores”.

La embajadora Manes es diplomática de nueva generación que conoce las realidades de los países donde le ha tocado representar a su país. Cuando dice que los políticos deben generar confianza y dar certeza a los inversionistas para que, con acciones de corto y largo plazo, puedan resolver los problemas fiscales que nos tienen entrampados, es porque sabe lo que dice. Por acciones de corto plazo debe entenderse ¡háganlo ya! no pierdan tiempo.

La diplomática, con mucha diplomacia, y lo decimos así, con esa redundancia, porque así tiene que ser, ha dejado muy en claro que las prioridades del pais son sus prioridades diplomáticas. Apoyamos sus areas prioritarias en materia de gestión pública, comercio exterior y desarrollo, ha dicho la embajadora Manes.

Como punto esencial en la solución de la crisis fiscal, la embajadora Jean Manes ha sugerido que se trate de manera efectiva la sostenibilidad fiscal, pero también advierte que esto no será posible  si no hay acuerdo entre todos los sectores, para lo cual es necesario el diálogo. Un diálogo sin posiciones mezquinas, un diálogo transparente, un diálogo sin trampa en el que a la base tenga verdadero interés por encontrar soluciones a los problemas del país.