Inicio / Opinión / A propósito del aniversario de la revolución cubana. Se puede confiar en los comunistas ?

A propósito del aniversario de la revolución cubana. Se puede confiar en los comunistas ?

Por Eduardo Vázquez Becker.- El autor de esta nota perteneció a la generación de  jóvenes idealistas que en su momento levantaron banderas  contra las desigualdades sociales y la injusticia en América Latina. Una generación soñadora que saludó entusiasta las columnas rebeldes que en el Año Nuevo de  de 1959  bajaron de la Sierra Maestra, encabezados por Fidel, por Ernesto Guevara y Camilo Cienfuegos, para desfilar, desde Santa Clara, hacia La Habana, Cuba, como líderes de la primera revolución exitosa en América Latina.

Esa generación no tardó mucho tiempo en darse cuenta que sus banderas habían sido sorprendidas por el engaño y el desconcierto: Fidel había vendido en las entrevistas y declaraciones de prensa, concedidas en la Sierra Maestra, un discurso  de libertad, de justicia social, de cambios y de esperanza. Se indignaba y rechazaba constantemente cualquier sugerencia de que pudiera ser comunista.

“Son calumnias contra la revolución decir que somos comunistas, que estamos infiltrados de comunistas”.   “… yo he dicho claramente que no somos comunistas y que nunca lo seremos. Que quede claro”, decía enfáticamente; sin embargo, las cosas no fueron así, el 1o diciembre 1961, en el programa de televisión “La Universidad Popular”, se declaró “con plena satisfacción” que era comunista y que, tal como ocurrió, lo sería hasta el último día de su vida.

Cómo fue que ni la inteligencia de los Estados Unidos ni los países democráticos que lo apoyaron no se dieron cuenta del engaño?.

Fidel no mintió; sus intenciones estaban claras desde 1960 en que declaró enemigos de la revolución cubana a los superhéroes de la ficción periodística del género del cómic, Dick Tracy, Superman, Mandrake el mago y el Fantasma. Si la Inteligencia de los Estados Unidos hubiese descifrado ese mensaje se hubieran dado cuenta de que la promesa de Fidel, de que jamás sería comunista, era una verdadera farsa. Miopes, eso es lo que fuimos, no pudimos ver el mensaje con el que engañó al mundo.

Fidel declaró enemigos a los Superhéroes porque estos eran anticomunistas, porque luchaban por la justicia, la paz y la democracia; porque rechazaban la guerra y el terrorismo. También porque eran baluartes contra la delincuencia organizada y combatían las drogas; además, porque odiaban a los dictadores. Eran enemigos que había que destruir.

El periodista y escritor Norberto Fuentes, en su “Autobiografía de Fidel Castro”, consentida por éste al autor, describe un aspecto desconocido pero no sorprendente de su vida y de su curiosa personalidad: no le agradaban, era enemigo de los superhéroes, es más, los expulsó de Cuba en 1960 junto con los dueños y directores de los periódicos donde se publicaban sus historietas. También expulsó  de la Isla a Miguel Angel Quevedo, Director de la otrora famosa revista” Bohemia”.

Dice Fidel: -“Dick Tracy era (o es) un detective de las historietas en colores, publicadas en Cuba por un periódico llamado El País. Creo que ese suplemento en formato tabloide salía los miércoles. Dick Tracy tenía un sombrero de alas cortas y un radio acoplado a su reloj de pulsera. Desconozco si lo siguen publicando en Estados Unidos pero desapareció de nuestros periódicos a mediados de 1960. Ocupamos esos periódicos, expulsamos de Cuba a sus directores y nunca más supimos de Dick Tracy, de Superman, de Mandrake el Mago o de Tarzan. (Norberto Fuentes “Autobiografía de Fidel Castro” Pág. 364 y sigtes)

Si como decimos, la Inteligencia de los Estados Unidos y de los países que creyeron en el discurso de Fidel y lo apoyaron, hubieran descifrado ese mensaje, quizá las cosas serían diferentes. En este nuevo aniversario del triunfo de la revolución cubana preguntamos de nuevo: Se puede confiar en los comunistas ?

 

Compruebe también

La reelección del Fiscal se ha puesto cuesta arriba

Por Eduardo Vázquez Bécker./DL.-  Definitivamente, la reelección del Fiscal Douglas Meléndez se ha puesto “cuesta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *