Principal cómplice de ex fiscal Meléndez en “fabricación” de caso corruptela huye a Canadá para evadir justicia

0
360

Cuando está próxima a realizarse la audiencia preliminar, con la que se daría fin a la fase intermedia del proceso penal del llamado “caso Corruptela” y en la que la jueza 4o de Instrucción tendrá que decidir si 30 personas son enviadas a un juicio, a todas luces injusto, un dato relevante y de mucha importancia para la juzgadora surge a la la luz pública: uno de los principales fiscales que han sido señalados como integrante del grupo criminal que organizó Douglas Meléndez al interior de la Fiscalía General de la República con el propósito de armar, componer, inventar, o como quiera que se quiera decir, juicios mediáticos para utilizarlos en su campaña de reelección como fiscal y que afortunadamente no progresó como él lo deseaba.

El exjefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Fiscalía General de la República (FGR), Jorge Cortez, que aparentemente ha solicitado protección en la República de Canadá con el fin de evadir la justicia salvadoreña, formó parte de un equipo de fiscales de confianza del ex fiscal general Douglas Meléndez, que armaban casos con testigos y pruebas falsas para presentarlos en los tribunales, con la finalidad de no perder los procesos judiciales. 

Curioso que sea en Canadá, país de origen de dos de sus asociados, Matteo Pascual y Franco Pacetti, señalado por la Real Policía Montada como pertenecientes a la mafia italo canadiense con quienes, por órdenes de Meléndez, orquestó el famoso caso Rais Martínez, cuyo fin era despojar al primero, de su patrimonio empresarial y al segundo hacerlo pagar por la valentía de haber judicializado el caso CelEnel.

También es coincidente la noticia, publicada en el periódico digital La NoticiaSV, sobre la solicitud de asilo de Cortez en Canadá, con la inminente apertura de la audiencia preliminar de otro caso mediático al que el ex fiscal Meléndez bautizó cómo “Corruptela” donde se encuentran imputados Enrique Rais y Luis Antonio Martínez. El caso Corruptela ha sido considerado como la estrategia mediante la cual el ex fiscal Douglas Meléndez evitó que Martínez saliera de la cárcel y el empresario Rais tornara de nuevo a su patria a realizar sus labores productivas.

Si bien es cierto que el detonador que habría de llevar frente a la justicia al ex jefe de la Unidad Financiera de la Fiscalía, Jorge Cortez, lo es una grabación telefónica de la esposa del ex presidente Saca, Ana Ligia Mixco, la cual pone de manifiesto la corrupción de Cortez, también lo es que la denuncia de otros cuatro fiscales y varios administrativos de la FGR que denunciaron haber sido amenazados por Cortez y otros funcionarios del Ministerio Público, para que mintieran y falsearan hechos y circunstancias del caso Corruptela- La denuncia fue interpuesta por los afectados en la misma FGR, en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y en el juzgado 7o de Instrucción con fecha 29 de enero del 2019, pero hasta la fecha los responsables se encuentran impunes, cosa que podría cambiar en la medida que se derrumba el castillo de naipes del caso corruptela. 

Ni Jorge Cortez ni Meléndez ni otros responsables han sido procesados hasta la fecha existen denuncias en el ministerio público, sin que hasta el momento se haya iniciado un proceso judicial.

Según se conoció, Cortez formó parte de un equipo de fiscales de confianza del exfiscal general Douglas Meléndez, que armaban casos con testigos y pruebas falsas para presentarlos en los tribunales, con la finalidad de no perder los procesos judiciales.

Varios empleados de la fiscalía, entre agentes fiscales y empleados administrativos denunciaron ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, que fueron víctimas de acosos y amenazas por parte de Jorge Cortez y otro grupo de fiscales bajo el mando de Douglas Meléndez, para convertirse en testigos criteriados en un inténtenlo de sostener en los juzgados el caso conocido como “Corruptela”; sin embargo, los trabajadores se negaron a mentir en los tribunales y realizaron la denuncia.

Hasta la fecha, los empleados que fueron coaccionados para dar falso testimonio para incriminar a otras personas, siguen esperando una acusación formal por parte del ministerio público. Por otra parte, la denuncia que los afectados interpusieron en la misma entidad no ha sido procesada por parte la actual administración, bajo el mando de Raúl Melara.

La denuncia que La NoticiaSV recibió señala que durante la confesión del expresidente Elías Antonio Saca, en agosto de 2018, Jorge Cortez trató de desviar la atención del juzgador durante la declaración de exmandatario, quien explicaba la forma que ideó para sacar dinero del Estado y entregarlo a sociedad, incluido al partido ARENA, y otras formas operativizar el mecanismo usado para entregar fondos.

Pese a ser el responsable de defender los intereses del país, Cortez trató de evitar que el expresidente siguiera acusando al partido tricolor. “Él buscó proteger a miembros y al mismo partido ARENA tratando de opacar la confesión del expresidente Saca, pero el juez en su momento tomó la decisión de terminar de escuchar al imputado”, destaca la denuncia.

En el Juzgado Cuarto de Instrucción el expresidente Saca expuso que: “posteriormente se procedió a emitir una cantidad de cheque a favor del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), por la cantidad de $400 mil, así como también fueron abonados a cuentas y cobrados en efectivo, por cantidades que no recuerdo, pero que fueron por varios millones de dólares”, mencionó Saca, quien además narró la creación de una unidad para el manejo de fondos públicos que recaía en la figura de Elmer Charlaix, situación que no agradó al fiscal Cortez, quien interrumpió la confesión.

“Señoría lo que está declarando el señor Elías Antonio Saca González de ninguna manera eso constituye una confesión de carácter judicial, si va a seguir en esa línea la representación fiscal es de la idea de que desistamos ya de este acto con respecto a la institución porque lo que está haciendo él es una justificación, de un uso que, de acuerdo a la tesis de acusación ha sido ilegal. Esa no fue la confesión que había preparado la representación fiscal en su origen, para bien de jueces…”, espetó Cortez. Por su parte el juzgador reprendió al fiscal por la abrupta interrupción y ordenó a Saca seguir con su declaración.

Tras conocerse las acusaciones en contra del exjefe de la UIF, Jorge Cortez, en la Sala de lo Penal (Casación), la denuncia expone que en la actualidad este está tramitando un asilo en Canadá, donde estaría recibiendo la colaboración de los empresarios de ese país, que actualmente son prófugos, Matteo Pascual y Franco Pacetti y quienes figuran como principales acusadores en un proceso mercantil, que el fiscal Douglas Meléndez trató de llevar, sin éxito, a los tribunales como crimen organizado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here